Sábado, 12 de Abril de 2008

La Policía china detiene a nueve monjes por atentar contra una sede del Gobierno

Las autoridades les acusan de organizar un atentado terrorista el pasado 23 de marzo. Pekín ya no sabe qué hacer para frenar las protestas. La UE, dispuesta a boicotear la ceremonia de apertura

PÚBLICO.ES ·12/04/2008 - 18:13h

China riza el rizo en torno al Tíbet. La Policía ha detenido hoy a nueve monjes budistas acusados de atentar contra una sede del Gobierno en Tíbet, según una nota de la agencia oficial Xinhua. En el mensaje se dice que ése supuesto ataque bomba se produjo el pasado 23 de marzo, aunque no se han dado datos de los daños causados o de posibles víctimas.

Xinhua dice que uno de los detenidos es un monje del monasterio de Tongxia, en la ciudad de Gyanbe en Tíbet, y está acusado de ser el organizador del supuesto atentado. Los otros ocho detenidos habrían confesado el crimen según la nota de prensa.

Pekín levantó la liebre del peligro de atentados terroristas en todo el país para desviar la atención de las limpiezas que estaba llevando a cabo en las zonas pobladas por etnias minoritarias como por ejemplo los uighures, musulmanes afincados en el este del país. Estos hechos fueron denunciados por Amnistía Internacional hace dos semanas en Madrid, en la presentación de una memoria sobre la situación de los derechos humanos en China a escasos meses de los Juegos Olímpicos. 

Tras el accidentado paso de la antorcha olímpica en cada ciudad a la  que se desplaza, el pasado jueves, el Parlamento Europeo aprobaba en el pleno de este mes una resolución que incluye "la opción de no asistir a la ceremonia de inauguración de los Juegos en el caso de que no se reanude el diálogo entre las autoridades chinas y el Dalai Lama".

Noticias Relacionadas