Sábado, 12 de Abril de 2008

Valencia y Barça se juegan el futuro y el prestigio

Los de Koema juegan en Mestalla contra el equipo revelación de la Liga, el Rácing de Marcelino, mientras que los blaugrana tienen enfrente la enésima oportunidad de acercarse al líder

PÚBLICO.ES/AGENCIAS ·12/04/2008 - 16:12h

El delantero argentino Leo Messi ha vuelto a entrar en la convocatoria de Rijkaard. EFE

El Recre y el Barça se enfrentan esta noche en el Nuevo Colombino en un partido que puede suponer la reaparición de Leo Messi y que para los azulgrana es una nueva oportunidad de acercarse de manera provisional al Real Madrid, líder con siete puntos más y que el domingo recibe al Murcia, mientras que el conjunto onubense lo encara igualmente necesitado, en su caso para no caer de nuevo a los puestos de descenso.

Los locales están cuartos por la cola con tres puntos de ventaja sobre el Zaragoza, después de haber logrado un valioso triunfo en Pamplona (0-1), y quieren dar otro salto en la clasificación ganando a un Barcelona que apura sus esperanzas en la Liga pero que, sobre todo, tiene como gran objetivo en este final de curso la Liga de Campeones, en la que dentro de dos semanas empezará a disputarse el pase a la final con el Manchester United.

El decano del fútbol español, por su parte, lucha por un objetivo bien diferente. Los onubenses intentarán hacerse fuertes en casa para mantenerse alejados de los puestos de descenso, que abandonaron, después de mucho tiempo, la pasada jornada tras ganar al Osasuna. El entrenador Manolo Zambrano tendrá la baja de Zahinos, que se perderá lo que resta de temporada y el inicio de la próxima debido a una rotura del ligamento cruzado anterior de su rodilla izquierda.

Sin embargo, el peligro para el portal azulgrana tiene nombre propio, y no es otro que el de Sinama Pongolle, que ya demostró en Pamplona su efectividad. Si además se tiene en cuenta que, en la próxima jornada, los albiazules disputarán una auténtica final por la permanencia en La Romareda, se comprende la importancia que Zambrano le da al choque contra el Barça, cuyo dubitativo momento de juego esperan aprovechar los andaluces.

Los azulgrana están obligados a cortar su nefasta racha en la Liga para poder seguir soñando con atrapar al Madrid. El Barcelona lleva una sola victoria en los seis últimos partidos de Liga, frente a tres derrotas y dos empates, y no gana un partido fuera de casa en la Liga desde el 1-2 en Zaragoza el pasado 16 de febrero.

Calmando ánimos 

Los de Rijkaard llegan a Huelva después de una semana tensa por la bronca de la afición tras el empate ante el Getafe (0-0), aunque respiraron tras superar al Schalke (1-0) en la Liga de Campeones, pese a que también hubo protestas en el Camp Nou por el juego y por la sustitución de Bojan. Precisamente la ausencia del joven delantero, como medida de precaución por una sobrecarga muscular, es una de las novedades de la convocatoria.

El partido ante los alemanes ha motivado las bajas de los dos jugadores más en forma del Barça, Bojan e Iniesta, aquejado de un pinzamiento en un menisco, y también de Henry, por un golpe en un talón, que se unen a las ausencias ya conocidas de Deco y Ronaldinho. La buena noticia para los culés es la vuelta de Messi, después de cinco semanas de baja por una rotura muscular, que podría tener minutos para preparar la semifinal europea.

Sin Henry ni Bojan, titulares en los últimos partidos, y con Messi de inicio en el banquillo, Rijkaard formará con Eto'o y Giovani dos Santos en ataque y tendrá que elegir entre Gudjohnsen, Ezquerro y el joven del filial Víctor Vázquez para completar la delantera, aunque el jugador islandés también parte con muchas opciones de ser alineado en el centro del campo para suplir a Iniesta, como acompañante de Touré y Xavi.

Valencia, ser o no ser 

El Valencia, por su parte, recibe al Racing de Santander en Mestalla con la intención de remontar el vuelo en la competición liguera y alejar el fantasma del descenso antes de enfrentarse al Getafe en la final de la Copa del Rey, que se celebra el próximo miércoles en el Vicente Calderón.

El cuadro dirigido por Ronald Koeman, que sólo ha sumado seis puntos en sus últimos ocho partidos ligueros, está firmando la peor temporada de las dos últimas décadas y necesita la victoria ante el Racing para calmar a una afición que no ve un triunfo en Mestalla de los suyos desde hace dos meses, cuando el conjunto 'ché' se impuso al Betis.

El técnico holandés, que no puede permitirse las rotaciones antes de la final copera, tendrá a su disposición a todos sus hombres, a excepción del holandés Maduro, y podría dar algunos minutos antes de la cita del miércoles a Villa y Vicente, que esta semana volvieron a ejercitarse con el grupo tras superar sus lesiones.

El Racing, por su parte, intentará consolidar su posición europea con un triunfo en Mestalla, un estadio que se le da bien a los cántabros en las últimas temporadas, ya que han puntuado en tres de sus últimas cuatro visitas al feudo valenciano.

El equipo entrenado por Marcelino García, que llega a Valencia tras caer en casa ante el Deportivo de A Coruña, recupera para el choque ante el Valencia a Moratón, que cumplió partido de sanción ante los gallegos, pero no podrá contar con Garay, que se perderá lo que resta de temporada.