Lunes, 15 de Octubre de 2007

Tres carreteras comarcales de Alicante siguen cortadas por los efectos de las lluvias

EFE ·15/10/2007 - 14:30h

EFE - El conseller de Agricultura, Juan Cotino (d) conversa con el alcalde de El Vergel, Miguel González (i) durante la visita que ayer realizó a esta localidad alicantina afectada por el desbordamiento del río Girona. EFE

Un total de cuatro tramos de tres carreteras comarcales del norte de la provincia de Alicante permanecen cortadas por los efectos de las intensas lluvias que se registraron el pasado viernes.

El Centro de Gestión de Tráfico de Valencia ha informado de que las vías con circulación interrumpida son la CV-715 (kilómetros 46 y 48) en el término municipal de Bolulla; la CV-752 (kilómetro 2,8) en Tàrbena y la CV-729 (kilómetro 9) en Beniarbeig.

Según estas fuentes, las carreteras todavía presentan algunos desprendimientos de piedra y tierras provocados por la tromba de agua caída, aunque se trabaja para poder retirarlos y reabrirlas a la circulación.

Han añadido que, en el caso de la CV-729, se trata de la vía afectada por el desprendimiento del puente de Beniarbeig ocurrido el viernes tras el desbordamiento del río Girona a su paso por el municipio.