Lunes, 15 de Octubre de 2007

Unos 150 estudiantes se concentran en apoyo a los jóvenes que quemaron fotos de los Reyes

EFE ·15/10/2007 - 14:36h

EFE - En la imagen, un centenar de personas reunidas en la plaza Major de Manresa, queman dos fotografías del Rey y de Felipe V. EFE

Unos 150 alumnos de la Universitat Pompeu Fabra (UPF) de Barcelona se han concentrado hoy en su campus en apoyo a los nueve jóvenes que hoy han sido citados a declarar en la Audiencia Nacional acusados de quemar fotografías de los Reyes, entre los que figura un estudiante de este centro.

El acto de protesta de hoy, convocado por el Sindicato de Estudiantes de los Països Catalans (SEPC), se ha desarrollado sin incidentes, ya que los jóvenes estudiantes se han limitado a desplegar tres pancartas antimonárquicas y a leer un manifiesto de apoyo a los autores de la quema de fotografías de los monarcas.

Entre los nueve jóvenes que hoy están citados a declarar en la Audiencia Nacional figura Lluc S., que es estudiante de la UPF y además es uno de los dirigentes del sindicato de estudiantes SEPC.

En las pancartas se podían leer lemas como "Contra una institución feudal, fuera los Borbones de los Països Catalans" o "La UPF también es antimonárquica".

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska ha citado a declarar esta mañana a estos nueves jóvenes, que fueron identificados por los Mossos d'Esquadra como autores de la segunda quema de fotografías de los Reyes, el pasado 22 de septiembre en Girona.

Con estos últimos nueve jóvenes, ya son diecinueve los independentistas catalanes que pasarán por la Audiencia Nacional en relación con la segunda quema de fotos que tuvo lugar en Girona, en protesta por la actuación judicial derivada de la primera quema que se realizó durante la visita del Rey a esa localidad.

Los dos jóvenes que participaron en el primer incidente de estas características, Jaume Roure y Enric Stern, quedaron en libertad sin medidas cautelares por orden del juez Santiago Pedraz, a pesar de que el fiscal pedía para ellos quince meses de cárcel.