Lunes, 15 de Octubre de 2007

El cardenal Herranz dice que el Vaticano es el primer interesado en una "limpieza interna"

EFE ·15/10/2007 - 14:18h

EFE - Imagen de archivo del cardenal Julián Herranz. EFE

El cardenal español Julián Herranz aseguró que el Vaticano "es el primer interesado en hacer una limpieza interna", tras el caso del miembro de la Curia vaticana que declaró ser homosexual en un programa de la televisión italiana.

En una entrevista al diario "La Repubblica", el cardenal, jurista y miembro del Opus Dei, explicó que esta "limpieza" se hará "siempre en el respeto de los derechos humanos y tras el pronunciamiento de las autoridades judiciales".

Sobre el caso de Tommaso Stenico, miembro de la Congregación del Clero y que confesaba mantener relaciones homosexuales en un vídeo transmitido por un programa de televisión, Herranz explicó que "ya ha sido suspendido de su cargo mientras espera el veredicto de un Tribunal".

En el vídeo, grabado con una cámara oculta, el alto prelado invita a su despacho en la sede de la Congregación para el Clero a un joven, a quien había contactado a través de un chat en Internet, y le revela sus inclinaciones sexuales.

Stenico aseguró, sin embargo, que no era gay y que había contactado al joven ya que quería escribir un libro para analizar el fenómeno de la homosexualidad en la Iglesia.

Para Herranz, responsable de la Comisión Disciplinaria del Vaticano, ahora el tribunal que se encarga del caso Stenico, "tendrá que trabajar con tranquilidad y lejos del clamor levantado por los medios de comunicación".

El cardenal español recuerda que los delitos relativos a la esfera sexual "prevén penas muy severas como la reducción al estado laical", es decir renunciar al ejercicio del sacerdocio.

El purpurado explicó que cuando se producen estos hechos la Iglesia siente "tristeza" pero señaló que "se trata de casos excepcionales, únicos, que no afectan a toda la comunidad porque en la Iglesia y en la Santa Sede hay muchas personas serias y fuertemente empeñadas en servir al Papa con seriedad y determinación".

A la pregunta sobre cómo está el Vaticano desde el punto de vista de la "moralidad", Herranz aseguró que "muy bien, a pesar del clamor de casos aislados".