Viernes, 11 de Abril de 2008

Lola Dueñas dice que el 2009 será su año

EFE ·11/04/2008 - 15:48h

EFE - La actriz Lola Dueñas momentos antes de asistir a la gala inaugural del 55 Festival Internacional de Cine de San Sebastián. -

Paso a paso, el rostro de Lola Dueñas se ha hecho un hueco y cada vez tiene más presencia en el cine español; sus trabajos con Almodóvar -con quien repetirá en "Los abrazos rotos"- y Amenábar encendieron la mecha, pero son sólo el preludio de lo que está por venir: "El 2009 será mi año", asegura la actriz.

"Siempre me han dado papeles de yonqui o de paleta, y ahora por fin salgo divina y con uñas largas", bromea Lola Dueñas al otro lado del teléfono para hablar con Efe de Alex, su personaje en "Fuera de carta", de Nacho García Velilla, que llega hoy a la cartelera.

Puede que no sólo sea un cambio de papel, sino el empuje definitivo de una balanza que empezó a ceder cuando Alejandro Amenábar le hizo sitio en aquel "Mar adentro", que le valió un Goya en 2005.

Un papel -el de la vecina de Ramón Sampedro- que le costó conseguir porque la actriz madrileña todavía recuerda que salió llorando de la primera prueba que le hizo el director, donde casi se quedó paralizada "por la impresión de tener a Bardem y Amenábar delante".

Pero no sólo Amenábar quedó encantado con Dueñas, pues parece que Pedro Almodóvar la ha incluido ya en su nómina de "Chicas Almodóvar".

Por lo menos así dice sentirse la actriz después de haber colaborado con el manchego en "Hable con ella" y "Volver", y que ahora repetirá en "Los abrazos rotos".

"Tengo un papel muy chiquitito -confirma Dueñas sobre el nuevo proyecto de Almodóvar- pero sólo el hecho de poder leer el guión, que es fantástico, y de trabajar con él es un privilegio".

Sin embargo, la actriz asume su nueva posición con calma: "Soy consciente de que he hecho películas maravillosas que se han visto en todo el mundo, ¡la bola del mundo entera! -enfatiza-, pero desde dentro no es para tanto".

Y es que, además de su papelito en "Los abrazos rotos", Lola Dueñas ha volcado toda su confianza en dos nuevos proyectos sobre los que no quiere revelar detalles y que se estrenarán el próximo año.

"Son dos dramones y serán cosas totalmente distintas a las que he hecho hasta. Por un lado seré la protagonista de una historia de amor tremenda, pero no puedo desvelar más. Por otro, voy a rodar un guión muy coral con Ramón Salazar ("20 centímetros","Piedras"), con quien tenía muchas ganas de volver a trabajar", adelanta.

La ilusión con la que habla de sus nuevos papeles se refleja en sus perspectivas de futuro. "Me decían que el 2005 sería un buen momento y realmente lo fue, pero puede haber varios y creo que el 2009 será mi año".

De momento, estos días Dueñas vive inmersa en la promoción de "Fuera de carta", una comedia de Nacho García Velilla en la que la actriz madrileña se convierte en la jefa de sala del restaurante que regenta Javier Cámara, y donde el cocinero es Fernando Tejero.