Viernes, 11 de Abril de 2008

Gallardón es "contrario al boicot" pero dice que hará lo que decida el Gobierno

EFE ·11/04/2008 - 12:03h

EFE - El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón (i), durante la reunión que mantuvo ayer en Pekín con el alcalde de la capital china, Guo Jinlong (d).

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, se ha declarado hoy "contrario al boicot" a la inauguración de los Juegos Olímpicos de Pekín en protesta por la actuación china en el Tibet, pero ha asegurado que acatará la decisión que adopte al respecto el Gobierno de España.

En rueda de prensa en la sede del Instituto Cervantes en Pekín, el alcalde ha reiterado, como había confirmado horas antes al presidente del Comité Organizador de los Juegos Olímpicos, Liu Qi, que tiene la intención de asistir a la inauguración el próximo 8 de agosto.

Su decisión se fundamenta, y por eso es "contrario al boicot", en la idea de que los juegos olímpicos "son objetivamente positivos" para los países que los celebran y traen consigo "una mentalidad vinculada directamente con los valores del deporte, del respeto al adversario y a los derechos de la persona" y, por extensión, a los "derechos humanos".

"Estoy absolutamente convencido de que los Juegos Olímpicos hacen progresar a cualquier ciudad en la dirección del respeto a los derechos humanos", ha subrayado Ruiz-Gallardón, que ha citado como respaldo a su argumento a "alguien tan poco sospechoso", ha dicho, como el Dalai Lama, "que ha expresado su rechazo al boicot".

Más aún, entiende que el boicot "no consigue el objetivo que dicen tener aquellos que lo proponen y podría tener un efecto contraproducente", porque, como ha contestado específicamente a un periodista chino, en unos Juegos "la ciudad se enseña al mundo y el mundo entra en ella con los valores del respeto de los derechos humanos".

También en respuesta a un periodista chino ha declarado que cree "en la libertad de expresión y de manifestación" y ha explicado que unos juegos olímpicos son "un gran acontecimiento mediático y un espacio en el que muchos que tienen cosas que decir aprovechan para hacerlo".

Esto, ha añadido, es algo "absolutamente legítimo" pero que tiene como "límite" el momento en que entra en "conflicto" con el interés general que, en este caso, supone la celebración de los juegos.

Hechas estas manifestaciones, ha precisado que, aunque la resolución del Parlamento Europeo sobre el boicot "no es ejecutiva sino de traslado a los distintos estados miembros de la Unión", si el Gobierno de España decide secundarla el Ayuntamiento se sumará a pesar de su opinión personal.

"En materia de política exterior nunca estaremos en contra de los criterios que nos marque el Gobierno de España", ha asegurado Ruiz-Gallardón.