Lunes, 15 de Octubre de 2007

Montilla pide defender a Cataluña con tenacidad como el mejor homenaje a Companys

EFE ·15/10/2007 - 13:52h

EFE - El presidente de la Generalitat, José Montilla (c); el vicepresidente, Josep Lluís Carod-Rovira (dcha), y el conseller de Interior, Joan Saura, realizan una ofrenda floral ante la tumba de Lluís Companys, último presidente de la Generalitat republicana, en el 67 aniversario de su fusilamiento. EFE

El presidente catalán, José Montilla, ha pedido hoy "tenacidad y convicción" en la defensa de los intereses de Cataluña como mejor homenaje al ex presidente de la Generalitat Lluís Companys, fusilado hace hoy 67 años en el castillo de Montjuïc, de Barcelona.

En declaraciones a los medios tras la ofrenda floral al monumento a los Inmolados por la libertad de Cataluña, ha solicitado a los catalanes que sean "fieles a la memoria de Companys", del que ha dicho que fue el "único presidente de un país, elegido democráticamente, que ha sido fusilado en el ejercicio de su cargo".

"La vida, la entrega total, el sacrificio del presidente Companys son un hito clave en la historia de Cataluña", ha añadido Montilla.

José Montilla ha recordado que uno de los padres de la India moderna, Pandit Nehru, comentó que el asesinato de Companys fue "uno de los crímenes más monstruosos de la historia de la humanidad", y se ha referido a ese asesinato como un "crimen execrable".

El presidente catalán ha afirmado que, para no romper con la fe en los catalanes que tenía Companys, Cataluña debe "mirar adelante" con el objetivo de hacer un país "más justo, libre y próspero".

Asimismo, ha alabado el sacrificio de Companys y su labor al frente de la Generalitat al dedicar su vida "a los más desfavorecidos", y ha añadido que el acto de recuerdo que se hace cada 15 de octubre a Companys es "un gesto cívico y colectivo de recuerdo, de homenaje y de justicia".

A su vez, Montilla ha afirmado que Companys fue fusilado "por lo que representaba" y, en este sentido, ha recordado que el ex presidente fue sometido "a un consejo de guerra sumarísimo sin ninguna garantía legal".

Sin embargo, el presidente catalán ha eludido hacer referencias a la ley de Memoria Histórica que se está tramitando en el Congreso.