Viernes, 11 de Abril de 2008

Iglesias considera que Latinoamérica "da el mejor ejemplo de trato humanizado a las migraciones"

EFE ·11/04/2008 - 12:25h

EFE - El Secretario General Iberoamericano, Enrique Iglesias.

América Latina es la región del mundo que "da el mejor ejemplo de tratamiento humanizado a las migraciones", en opinión del secretario general Iberoamericano, Enrique Iglesias, que encabeza el Foro sobre Emigración y Desarrollo que se celebra en la ciudad ecuatoriana de Cuenca.

En entrevista con Efe, el uruguayo Iglesias recordó que "hay tres o cuatro millones de personas circulando en América Latina y en ninguna parte se les niega el derecho al trabajo, y en ninguna parte se les traba el ingreso o la salida", lo que no sucede con otras áreas, como la Unión Europea o Estados Unidos.

Incluso los conflictos entre países, como el que actualmente enfrenta a Ecuador y Colombia, que hace más de un mes mantienen rotas sus relaciones diplomáticas, son "temas puntuales que no creo afecten al tratamiento de las migraciones", dijo Iglesias.

"Creo que prevalece en toda la región, y en estos países también, una actitud muy constructiva respecto a los migrantes", agregó Iglesias, quien reiteró la disposición de la Secretaría Iberoamericana a "ayudar en todo lo que podamos (a resolver conflictos) a pedido de los países", en este caso Colombia y Ecuador.

En el Foro Iberoamericano sobre Migración y Desarrollo que se celebra en Cuenca, una región de emigrantes, cuyo desarrollo se debe en buena parte a las remesas que envían desde el extranjero, Iglesias recalcó que "los derechos humanos de los migrantes vuelven a adquirir un papel central".

"El tema de los derechos humanos del migrante creo que es el tema central, los problemas de las remesas también, además de la posibilidad de apoyar programas de retorno para la gente que quiere volver a sus países y el problema de las migraciones temporales", indicó Iglesias respecto a las cuestiones esenciales del foro.

Iglesias recordó que, desde que ocupó la Secretaría General Iberoamericana en 2005, las cuestiones de emigración y desarrollo "fueron los primeros grandes temas que entraron en nuestra agenda de trabajo, y aquí se discuten las prácticas de los dos últimos años" en estas materias.

El foro de Cuenca discute "qué cosas han funcionado bien en el manejo de las migraciones, y yo le diría que han sido muchas, aunque en otras no se ha avanzado tanto, y lo que se trata es de hacer un balance y mejorar aún más la Declaración de Montevideo", dijo Iglesias.

El proceso hasta llegar a este encuentro se planteó hace varios años y se expuso con claridad en la Cumbre Iberoamericana de Montevideo, en 2006, donde se instó a los 22 países del área a "garantizar el respeto de los derechos humanos y la diversidad cultural de los migrantes y sus familias".

Además, recalcaba que "las buenas prácticas sobre migración deben difundirse y consolidarse con el establecimiento de acuerdos bilaterales, regionales y multilaterales", que se pretenden recoger en un Plan de Acción en este foro, que se presentará a la Cumbre Iberoamericana, que se celebrará en El Salvador en octubre próximo.

En Montevideo "se hizo una declaración muy sólida y muy avanzada sobre los principios que deberían regir las migraciones en el contexto internacional y muy particularmente en Iberoamérica", insistió Iglesias.

Para él, el que "España y Portugal, que tienen compromisos en estos temas con la Unión Europea (que limita las migraciones), resolvieran poner el tema encima de la mesa y discutirlo con los países de América, fue un hecho importante y significativo".

El foro de Cuenca sólo se ocupa de las migraciones en el área iberoamericana, pero Iglesias reconoció que "el tema más gordo desde el punto de vista del peso del número de migrantes está en los Estados Unidos".