Jueves, 10 de Abril de 2008

El Bayern logró su clasificación más cruel y estará en la semifinal ante el Zenit

EFE ·10/04/2008 - 23:08h

EFE - El jugador del FC Bayer 04 Leverkusen Hans Sarpei pelea por el control del balón con Roman Shirokov (dcha) del FC Zenit San Petersburgo, durante el partido de vuelta de los cuartos de final de la Copa de la UEFA disputado en el estadio Petrovsky de San Petersburgo, Rusia.

El Bayern logró la clasificación más cruel, al empatar a tres goles ante el Getafe, con un gol en el último minuto de una prórroga que dominó el conjunto de Michael Laudrup por 3-1, y jugará la semifinal de la Copa de la UEFA contra el Zenit ruso, mientras que la otra enfrentará al Glagow Rangers escocés y el Fiorentina italiano.

No pudo ser más cruel la eliminación del Getafe, que jugó desde el minuto 6 con diez jugadores, por la expulsión de Rubén de la Red y que, después de que el rumano Cosmin Contra se pusiese en ventaja, encajó el empate a un gol en el minuto 90.

En la prolongación siguió la mala suerte. Logró, contra pronóstico, dos goles al comienzo de la prórroga, por medio de Javier Casquero y de Braulio Nóbrega y, cuando ya acariciaba la semifinal, encajó dos tantos inauditos. El primero, tras un error garrafal del meta argentino Roberto Abbondanzieri, y en el último minuto, cuando ya hasta Oliver Kahn había subido a rematar a la desesperada. Luca Toni, de cabeza, acabó de forma abrupta con el sueño getafense.

El rival del Bayern en semifinales, le espera el Zenit, otro desconocido que se ha hecho grande en la competición y que dejó resuelta la eliminatoria en Alemania, donde destrozó, al contragolpe al Bayer Leverkusen (1-4).

Por eso, al equipo que dirige el holandés Dick Advocaat no le incomodó en exceso que el Leverkusen cobrase ventaja por medio del ruso Dimitri Bulikyn, que cabeceó un centro de Gonzalo Castro en el minuto 18.

Quedaban más de 70 minutos y el Leverkusen necesitaba otros dos goles, pero al conjunto alemán pronto se le acabaron las esperanzas, porque el Zenit controló el juego pasada la primera media hora y no vio amenazada su clasificación en ningún momento.

La otra semifinal la disputarán el Fiorentina y el Rangers, que cambiaron el signo de una ronda que parecía más favorable al PSV Eindhoven y al Sporting de Lisboa.

El Fiorentina, que ya fue mejor en la ida, pero se vio empatado en el último momento (1-1), se impuso en el Phillips Stadion de Eindhoven gracias a su mejor jugador, el rumano Adrian Mutu, que marcó en el 38 y sentenció la clasificación del equipo de Prandelli, con un nuevo tanto, un cuarto de hora después.