Jueves, 10 de Abril de 2008

El TSJA machaca por segunda vez Ciudadanía

La nueva sentencia del tribunal andaluz permite la objeción sin haber cursado la materia

PÚBLICO.ES ·10/04/2008 - 22:26h

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha dictado la segunda sentencia en la que reconoce el derecho de unos padres de Málaga a ejercer la objeción de conciencia frente a la asignatura de Educación para la Ciudadanía (EpC). La Junta de Andalucía ya prepara un recurso de casación.

En este nuevo fallo, el tribunal va más allá. Según Europa Press, los cinco hijos de los demandantes todavía no han cursado la materia, pero el alto tribunal considera "sumamente razonable" permitir a los familiares "anticiparse a las consecuencias" de la matriculación de sus hijos. En este sentido, el fallo estima que "la objeción de conciencia forma parte del derecho fundamental a la libertad ideológica y religiosa".

La primera sentencia contra la asignatura fue dictada por el tribunal andaluz el pasado 4 de marzo. El fallo convirtió a José Joaquín Flores, un alumno de 14 años de Bollullos Par del Condado (Huelva), en el primer niño exento de cursar la asignatura. La sentencia, hecha pública en la recta final de la campaña electoral, no estuvo exenta de polémica. El ponente, Enrique Gabaldón, copió en el fallo los argumentos que su padre, José Gabaldón, vicepresidente emérito del Tribunal Constitucional y presidente de honor del Foro de la Familia, había expuesto en varios artículos periodísticos.

En la segunda sentencia, el tribunal defiende el derecho de los padres a que sus hijos reciban formación religiosa y moral de acuerdo con sus convicciones, el mismo argumento con el que Gabaldón dio la razón a los padres de Huelva. El Foro fue el principal opositor contra la asignatura y otras leyes socialistas. Gabaldón padre convocó una de las manifestaciones más sonadas contra las leyes del Gobierno socialista: los matrimonios homosexuales. Acebes y Zaplana lo acompañaron en representación del PP. Por la Iglesia, Rouco y Cañizares.

Avalancha de recursos

Tras la primera sentencia, el alto tribunal andaluz había emitido seis autos en los que se concede cautelarmente la objeción a sendas familias hasta que se dictara un fallo, como ha ocurrido en el caso de Málaga. Desde entonces, la Junta de Andalucía sólo ha recibido seis solicitudes más de objeción: de 433 a 439: un 0,46% de los 95.000 alumnos que cursan EpC en Andalucía.

Las organizaciones ultraconservadoras, sin embargo, elevan la cifra en España a más de 27.000, y preveían una avalancha. En el PP, con Aguirre y Camps a la cabeza, se agarraron como un clavo ardiendo al fallo para animar a los padres a objetar. En Catalunya y Asturias ya se habían dictado previamente otras sentencias en sentido contrario. La Junta, la fiscalía y la abogacía del Estado tramitan sus recursos. Será el Tribunal Supremo quien decida.