Lunes, 15 de Octubre de 2007

Un nueva incidencia obliga a cortar dos líneas de Cercanías en Barcelona

La línea L-10, que va hacia al aeropuerto, se cubre con autobuses

EFE ·15/10/2007 - 10:59h

EFE - En la imagen de archivo, usuarios de Cercanías esperan en un andén de la estación de Sants la normalización del servicio. EFE

Un arrastre de materiales por las obras del AVE en Bellvitge (Barcelona) ha obligado desde primeras horas de la mañana a acortar las líneas de Cercanías de Renfe del Maresme y de Martorell, ha provocado retrasos en la línea del Vallès y ha cortado la línea al aeropuerto, que se cubre con autobuses.

Según ha informado una portavoz de Renfe, esta incidencia, registrada hacia las 7.30 horas de la mañana, ha obligado a utilizar una vía única en el tramo entre Bellvitge y Sants, por lo que se ha limitado al máximo el número de trenes que pasan por esta zona.

Esta incidencia también ha provocado que se haya limitado en parte el paso de trenes por tres de las estaciones centrales de Barcelona: la del Arc del Triomf, la de Plaça Catalunya y la de Sants.

La línea L-10, en autobús 

La línea L-10, que va hacia al aeropuerto, se cubre con autobuses que van desde la estación de Francia y únicamente funciona un tren lanzadera entre el aeropuerto y la estación de El Prat de Llobregat.

De esta forma, los pasajeros que se encuentren en la estación de Catalunya o de Sants esperando un tren de la línea L-10 para ir al aeropuerto, tienen que coger uno de la L-2 -que circulan con una demora de un cuarto de hora-, llegar hasta El Prat y allí coger el tren lanzadera hasta el aeropuerto, o ir por su cuenta hasta la Estación de Francia para coger el autobús.

Se mantiene la normalidad en las líneas L-3 y L-4,  las únicas que permiten acceder a Arc del Triomf, Plaça de Catalunya y Sants 

En la línea L-1, que une L'Hospitalet de Llobregat y Mataró, el trayecto empieza y finaliza en la Estación de Francia, por lo que no se cubre el trayecto urbano que va por la estaciones de L'Hospitalet, Sants, Plaça Catalunya y Arc del Triomf.

En este caso, la alternativa para los pasajeros que vienen de Mataró y que quieran ir al centro de Barcelona es parar en la estación de El Clot -la última antes de la de la Estación de Francia- y coger un tren de la línea L-2, la del Vallès (que para en Passeig de Gracia y Sants), o la L-4 y la L-3, que funcionan con normalidad y paran en Arc del Triomf, Plaça Catalunya y Sants.

Por su parte, la línea L-7, que une L'Hospitalet y Martorell, también ha acortado su recorrido y tiene su inicio y final en Sant Andreu Arenal, de forma que tampoco para ni en Arc del Triomf, ni en Plaça Catalunya, ni en Sants ni en L'Hospitalet.

Al parar en Sant Andreu Arenal, los pasajeros pueden tratar de hacer transbordo con los trenes de las líneas L-3 y L-4.

Asimismo, la línea L-2, que une Sant Vicenç de Calders y Maçane-Massanes, conocida como la línea del Vallès, acumula ya retrasos generalizados de una media de unos 15 minutos.

En cambio, por el momento se mantiene la normalidad en las líneas L-3 y L-4, que son las únicas que permiten aún acceder a las estaciones de Arc del Triomf, Plaça de Catalunya y Sants.