Lunes, 15 de Octubre de 2007

Hu Jintao promete reformas en China pero con el Partido Comunista al mando

En el marco de la mayor reunión del PC chino en cinco años, Hu Jintao escenifica la unidad del partido

REUTERS ·15/10/2007 - 07:23h

Una pantalla gigante ofrece la inauguración del Congreso del PC chino en Pekín. EFE

China seguirá adelante con la reforma política ante las crecientes presiones sociales, pero sólo con el Partido Comunista firmemente al mando, ha afirmado el presidente Hu Jintao en la inauguración de la mayor reunión del partido en cinco años.

El 17º Congreso consagrará los lemas de Hu y nombrará a los posibles sucesores en una muestra de unidad del Partido que gobierna a más de 1.300 millones de personas y la cuarta mayor economía del mundo.

"Debemos conservar el papel del Partido como el centro de liderazgo que dirige la situación general", dijo Hu en un discurso ante más de 2.200 delegados. "La participación de los ciudadanos en los asuntos políticos se ampliará de una manera ordenada", señaló, añadiendo: "Los principales valores socialistas prevalecerán entre el pueblo".

Hu ha presidido el país durante cinco años de crecimiento vertiginoso durante los que China se ha convertido en una importante potencia económica y diplomática, una irrupción que se coronará con los Juegos Olímpicos de 2008 en Pekín.

Pero China se enfrenta también a serios desafíos a su modelo de desarrollo, incluida una gran brecha entre ricos y pobres, una gran degradación del medio ambiente, y la corrupción oficial, que están avivando el descontento social. Tras el drástico cese de Chen Liangyu como jefe del partido en Shangái el año pasado, Hu advirtió que la corrupción era aún una amenaza importante y que no sería tolerada.

Prevenir la corrupción 

"Castigar con resolución y prevenir con efectividad la corrupción influye en el respaldo popular al Partido y en su misma supervivencia, y es por lo tanto una importante tarea política de la que el Partido debe ocuparse todo el tiempo", enfatizó el presidente. Desde que sucedió a Jiang Zemin con jefe del partido en 2002, Hu ha promovido una "sociedad armónica".

Ese lema y "la perspectiva científica del desarrollo" de Hu, que pretende equilibrar crecimiento con sostenibilidad ecológica, quedarán inscritos en los documentos del partido, una victoria para el presidente en un sistema donde las fórmulas ideológicas son la difusión del poder político.

En su discurso de más de dos horas ante un auditorio adornado con el símbolo de la hoz y el martillo, Hu indicó que continuará buscando el camino de un mayor crecimiento equilibrado. "Aplicaremos el sistema de responsabilidad para conservar energía y reducir las emisiones", dijo Hu. "Nuestro crecimiento económico se concreta a un coste excesivamente alto de recursos y para el medio ambiente", agregó.

Hu señaló que China, bajo presión por su enorme superávit comercial, debe desligar su economía de las exportaciones e inversión para depender más en el gasto de los consumidores. Y al mismo tiempo, dijo que China necesita avanzar en el terreno tecnológico.

Noticias Relacionadas