Jueves, 10 de Abril de 2008

Fito Cabrales recopila las memorias de su vida en "Soy todo lo que me pasa"

EFE ·10/04/2008 - 17:35h

EFE - El cantante Fito Cabrales, líder del grupo Fito & Fitipaldis, durante la presentación en Madrid de su libro "Soy todo lo que me pasa".

"Soy Fito. Soy poca cosa. Me dicen que soy breve". Así se define el músico bilbaíno Fito Cabrales en las primeras líneas de su autobiografía "Soy todo lo que me pasa", un libro en el que el líder de Fito & Fitipaldis desgrana los recuerdos de toda una vida "en la que siempre ha estado presente la música".

"Soy todo lo que me pasa" (Now Books) es el resultado de "horas y horas de conservación, entre copita y copita" de Fito con Xavi Teixidos y Mario Suárez, encargados de redactar este libro en el que el cantante habla de su infancia en Bilbao, de su adicción al rock'n'roll, de su año en la mili, de su etapa en Platero y tú, de sus abusos con las drogas, de su familia, de Euskadi, de sus virtudes, sus defectos y de todo lo que rodea su vida.

"Creo que hablo de todo lo que me ha pasado, y si falta algo, no es porque lo haya querido ocultar, sino simplemente porque me habrá fallado la memoria", ha dicho Fito durante la presentación de su autobiografía hoy en Madrid, aunque sí ha reconocido que en un principio le dio cierto pudor contar su vida e ilustrarla con fotografías personales.

"No tengo pecados inconfesables, no soy una persona oscura, así que no me da vergüenza contar mi vida, aunque cuando veo esas fotos mías con 16 años, con esa gabardina...pero recordar como era ha sido la parte más divertida de este libro", ha afirmado Fito.

"Yo no me arrepiento de nada de lo que he hecho en mi vida. Es cierto que alguna vez he cometido fallos, como todo el mundo, pero creo que la mía es una vida normal, no hay nada que me quite el sueño, duermo bien y con el despertador sin pilas", ha confesado Fito, quien en estos momentos está descansando de la larga gira que le ha llevado junto con los Fitipaldis por toda España a lo largo de 2007.

De hecho, según ha desvelado, ni siquiera está trabajando de lleno en su próximo disco, sino que simplemente está dedicando estas semanas a descansar, a estar con sus dos hijos, "a perder el tiempo" y a estar tranquilo "hasta que vayan saliendo nuevas canciones".

Merecido tiene este descanso después del abrumador éxito de su último álbum, "Por la boca vive el pez", con el que ha vendido más de 300.000 copias, además de haber recibido la pasada semana el Premio de la Música a la Mejor Gira de 2007.