Jueves, 10 de Abril de 2008

El militar que disparó a su ex-mujer y al compañero de ésta tenía orden de entregar las armas

EFE ·10/04/2008 - 11:14h

EFE - Operarios de los servicios funerarios introducen en un coche fúnebre el cadáver de una víctima de la violencia machista.

Javier Lacasa Cebolledo, el militar de 34 años que hoy disparó contra su ex-pareja y contra el compañero sentimental de ésta y que luego se quitó la vida en presencia de su hijo de cuatro años, tenía varios procedimientos abiertos por malos tratos y la obligación de entregar las armas.

Según dijeron a Efe fuentes del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad de Madrid y el Delegado del Gobierno, Máximo Díaz-Cano, la mujer, de nacionalidad argentina, había presentado dos denuncias por malos tratos en 2003 y 2006 ante la Guardia Civil de Daganzo (Madrid), puesto que en esos años residía en Ajalvir.

A raíz de estas denuncias, el juzgado de instrucción número 5 de Torrejón de Ardoz, encargado de la Violencia de Género, tenía abiertos varios procedimientos y medidas cautelares para proteger a la mujer.

Así, el presunto agresor tenía una orden de alejamiento dictada el 12 de abril de 2007 procedente, en este caso, del juzgado número 1 de Torrejón, que incumplió un mes después, el 16 de mayo de 2007, por lo que fue detenido y luego puesto en libertad.

Javier Lacasa tenía prohibido, además, aproximarse a su mujer, Sylvina Jannette Bassari, de nacionalidad argentina, de 34 años, a menos de 500 metros, así como a comunicarse con ella por otros medios.

El citado juzgado también le había ordenado la entrega de una escopeta de aire comprimido, así como otras armas que pudiera tener.