Domingo, 14 de Octubre de 2007

Un parásito destructivo

DAVID VARONA ·14/10/2007 - 21:16h

Una colmena. JUPITER

La Nosema ceranae es un microsporidio, un hongo especializado en parasitar el sistema digestivo de las abejas. Ataca las células epiteliales del tracto, que se deterioran rápidamente. Las abejas pueden curarse con antibióticos, pero las esporas persisten y, a veces, transcurren dos años entre la infección y la muerte de la colonia.

Nosema ceranae está emparentada con Nosema apis, bien conocida y controlada por los apicultores. Sin embargo, la nueva cepa procede de las abejas del sur de Asia y ha parasitado las europeas, causando estragos. Se diferencia de Nosema apis en que no modifica su conducta en función del clima y en que su acción es mucho más destructiva.

Higes lo ha encontrado en el 75 por ciento de las muestras que le han llegado de Francia, en el 64 por ciento de las suizas y en un 78 por ciento de las alemanas. En España, en 2006, un 75 por ciento de las muestras presentaba infección por Nosema ceranae. En 2007, de las 149 colmenas españolas utilizadas para el estudio de Applied, un 35 por ciento estaban infectadas y un 7 por ciento lo estaban doblemente, con las dos especies del hongo.

Noticias Relacionadas