Miércoles, 9 de Abril de 2008

Rayet se irá de Eiffage, pero desliga su estrategia de la de Sacyr

EFE ·09/04/2008 - 10:31h

EFE - Sede en Madrid de la constructora Sacyr Vallehermoso.

El presidente de Rayet y Afirma, Félix Abánades, explicó hoy que "en cuanto pueda" venderá el 3,5 por ciento que aún mantiene en la francesa Eiffage, porque no desea seguir "donde no es querido", si bien subrayó que la estrategia de su compañía está al margen de la llevada a cabo por el grupo Sacyr.

Durante su visita al Salón Inmobiliario de Madrid (SIMA), Abánades explicó que la decisión de salir de Eiffage es algo que tiene en mente desde que decidió apostar por la toma de control de Afirma (antigua Astroc) y que no tiene nada que ver con el hecho de que Sacyr haya pactado la venta de su parte en la constructora gala (33,32 por ciento).

"No queremos estar donde no nos han querido y nos han maltratado", explicó el presidente de Rayet, que entró en el capital de Eiffage a principios de 2007 con la compra de un 4,2 por ciento, que le costó de media cerca de 100 euros por título.

Frente a las plusvalías que obtendrá Sacyr con la venta de Eiffage, pactada un euro por encima de los 62 euros a los que compró cada acción, Abánades tiene asumido que venderá con minusvalías, al igual que ya le ha ocurrido con la parte (algo menos del uno por ciento) que ha ido sacando al mercado en los últimos meses.