Miércoles, 9 de Abril de 2008

Los Lakers tropiezan en Portland y se alejan del liderato del Oeste

Gasol estuvo bien (21 puntos y 13 rebotes) y Sergio Rodríguez pasó desapercibido

AGENCIAS ·09/04/2008 - 16:15h

Pau Gasol intenta taponar el tiro del jugador del Portland Frye.

Los Angeles Lakers desaprovecharon una gran oportunidad de acercarse al liderato de la conferencia oeste tras perder contra pronóstico (112-103) ante los Blazers en el Rose Garden de Portland, en un choque en el que los de Phil Jackson nunca se encontraron cómodos en el partido y siempre fueron a remolque.

Los angelinos comenzaron mal el encuentro ante unos Blazers que no se jugaban nada, pero que entre el talento ofensivo de Brandon Roy (23 puntos y 12 asistencias) y la actividad bajo los aros de Channing Frye (22 puntos y 11 rebotes) y LaMarcus Aldridge (22 y 16 capturas) sometieron a los californianos, incómodos durante todo el choque.

Los esfuerzos de la pareja visitante formada por Gasol (21 tantos y 13 rebotes) y Bryant (34 puntos), apoyada además por un Radmanovic de nuevo acertado en el lanzamiento exterior (17 puntos con 5 triples), resultaron insuficientes para reducir la ventaja de la que los Blazers dispusieron desde los primeros compases del encuentro, en gran medida por las facilidades defensivas que concedieron los de púrpura y oro.

Choque decisivo con los Hornets 

Fue sólo en el último período cuando los visitantes mejoraron su nivel en defensa, pero la remontada no pudo consumarse y los Blazers, en los que el base canario Sergio Rodríguez jugó menos de tres minutos, se llevaron un triunfo que deja tocados a los angelinos de cara a sus opciones de lograr el mejor balance de su conferencia.

Así, los angelinos no aprovecharon la derrota del líder del oeste, Nueva Orleans, que cayó en casa ante Utah, y siguen, con su marca de 53-25, a un partido y medio de los Hornets, a los que se enfrentarán el viernes en un partido que se presenta decisivo para ambos conjuntos; mientras que los Blazers dejaron su registro en 39-39, aunque ya no tienen ninguna opción de clasificarse para los 'play-offs'.