Miércoles, 9 de Abril de 2008

La mirada moderna de Coppola traslada la cosmopolita Buenos Aires a Madrid

EFE ·09/04/2008 - 17:13h

EFE - La mayor exposición retrospectiva dedicada hasta la fecha en España al reconocido fotógrafo argentino Horacio Coppola, compuesta por 125 imágenes tomadas entre los años veinte y cuarenta del siglo pasado, se presentó hoy en la Fundación Telefónica.

La mirada moderna de Horacio Coppola y sus imágenes del Buenos Aires cosmopolita y europeizante han atravesado el Atlántico y se han instalado en Madrid, en las nuevas salas de exposiciones de la Fundación Telefónica, en una exposición que reúne 125 imágenes del reconocido fotógrafo argentino.

Las fotografías, tomadas por el artista entre los años veinte y cuarenta del siglo pasado, revelan, según el comisario de la muestra, Jorge Schwartz, la vocación "moderna" de Coppola, que a sus 102 años reside en Buenos Aires, goza de buena salud y, según contó en la presentación de la muestra, "lejos de ser un cascarrabias, es risueño y cariñoso".

Horacio Coppola hizo de la fotografía un lenguaje artístico autónomo, desarrollado a través de la geometría, la abstracción y las arquitecturas urbanas, y retrató una ciudad porteña en la que quienes hablan son sus habitantes, sus luces nocturnas, sus tiendas, sus parques y los lugares más reconocibles para el observador.

La exposición incluye, además de las 125 fotografías, cuatro cortometrajes y una selección bibliográfica, y en la misma se pueden contemplar la emblemática serie "Buenos Aires", encargada a Coppola en 1936 por la municipalidad de la capital argentina para conmemorar los 400 años de la fundación de la ciudad.

En esa serie, el fotógrafo recorre la ciudad y plasma sus calles y sus gentes, retratando su paisaje urbano con una mirada sorprendida y cotidiana.

Dentro de esa conmemoración, la construcción del Obelisco y el ensanche de la calle Corrientes se ven plasmadas por la cámara de Coppola, absolutamente fascinado por el ritmo de transformación de Buenos Aires.

También se exhiben en las nuevas salas de la Fundación Telefónica algunos trabajos del viaje del fotógrafo a Europa, realizados en la primera década de los treinta, entre ellos su homenaje al cubismo en sintonía con las vanguardias artísticas internacionales.

De su paso por la Bauhaus de Berlín, la escuela de diseño, arte y arquitectura fundada en 1919 y clausurada por las autoridades prusianas (en manos del partido nazi) en el año 1933, en plena expansión vanguardista, obtuvo una formación decisiva a raíz de la cual realiza el film "Traum" en Alemania, en Francia filma "Un dique del Sena" y en Londres produce su primer documental.

El director de la Fundación Telefónica, Francisco Serrano, señaló que la fotografía mas antigua de la exposición data de 1927, mientras que la más actual es un homenaje a Picasso de 1992, y precisó que algunas de las imágenes del argentino son inéditas.

Por su parte, Jorge Schwartz, comisario de la exposición, que se reunió con Coppola en su residencia argentina en tres ocasiones para preparar la muestra, se mostró convencido de que cuando éste reciba el catálogo "será un momento de gran felicidad" por comprobar cómo se ha convertido "en un clásico" de la fotografía.

Schwartz señaló que la muestra tiene "tres momentos": uno inicial en el que el artista se acerca a las vanguardias norteamericanas, otro intermedio en el que Coppola transmite su visión del Buenos Aires moderno y un tercero con la conmemoración en 1936 del 400 aniversario de la fundación de la ciudad y la construcción del obelisco, "una especie de marca registrada de la ciudad".