Miércoles, 9 de Abril de 2008

Candidatos a la alcaldía de Londres se suman a una llamada a favor de amnistiar inmigrantes

EFE ·09/04/2008 - 13:54h

EFE - El primer ministro polaco, Donald Tusk.

Los principales candidatos a la alcaldía de Londres se suman hoy a un llamamiento de empresarios, políticos y líderes religiosos a favor de la concesión de una amnistía para los inmigrantes ilegales que lleven residiendo varios años en este país y puedan demostrar su contribución a la sociedad británica.

Según el diario "The Independent", tanto el actual alcalde, el laborista Ken Livingstone, que se presenta a la reelección, como su principal rival, el conservador Boris Johnson, además del liberal demócrata Brian Paddick y la "verde" Sian Berry, propugnan una amnistía que saque a esos inmigrantes de la clandestinidad.

Otros influyentes personajes que abogan por esa medida son el cardenal Cormac Murphy-0'Connor, primado de la Iglesia católica de Inglaterra y Gales, Muhammad Abdul Bari, líder del Consejo Musulmán de Gran Bretaña, y el empresario de la City de Londres Stephen O'Brien.

"Los dirigentes empresariales reconocen que hay razones pragmáticas y de principio para conceder una amnistía. La justificación moral de liberar a todo ese ejército de trabajadores de la economía subterránea es irrefutable", señala O'Brien.

Este nuevo llamamiento a favor de una amnistía aumenta la presión sobre el Gobierno británico de Gordon Brown, que sufrió recientemente un grave revés cuando el Alto Tribunal dictaminó contra sus nuevos controles de inmigración por considerarlos ilegales e injustos.

Los jueces de ese tribunal consideraron que las modificaciones introducidas por el Gobierno en el Programa de Inmigrantes Muy Cualificados, que podrían resultar en miles de deportaciones, son "una clara injusticia y un abuso de poder".

Para esta noche se ha convocado una asamblea pública en el barrio gubernamental de Westminster, donde más de dos mil representantes de las distintas comunidades de Londres pedirán al futuro alcalde que apoye su campaña a favor de una amnistía.

Según el diario, los cuatro principales candidatos a dicha alcaldía, que se presentarán a los comicios del próximo 1 de mayo, estarán de acuerdo con la propuesta.

El obispo Pat Lynch, representante del cardenal Murphy-O'Connor, ha expresado el apoyo de la Iglesia católica a la concesión de la ciudadanía a los inmigrantes irregulares.

"Esas familias han contribuido de muchas formas a la sociedad mediante su trabajo, su compromiso con las familias y la escuela. Ahora tratan de integrarse en la vida británica", afirma Lynch, citado por "The Independent".

Por su parte, el líder del Consejo Islámico Británico, denuncia que la actual situación de esas personas no es justa porque la sociedad británica acepta su trabajo, pero no quiere concederles ningún derecho.

Se calcula que actualmente viven en el Reino Unido entre medio millón y 700.000 inmigrantes ilegales, dos tercios de los cuales trabajan en Londres y la zona circundante en hostelería, restauración y construcción.

El Gobierno laborista se ha negado hasta el momento a conceder una amnistía general para esos inmigrantes por el "efecto llamada" que esa medida pudiera tener.