Miércoles, 9 de Abril de 2008

Al tercer intento, Japón logra un gobernador para el banco central

EFE ·09/04/2008 - 07:41h

EFE - El Parlamento nipón aprobó hoy el nombramiento de Masaaki Shirakawa como nuevo gobernador del Banco de Japón (BOJ).

Con casi un mes de retraso, el Gobierno japonés logró hoy el visto bueno del Parlamento a su tercer candidato a dirigir el banco central, lo que ha puesto fin a un inédito vacío de poder derivado de una dura pugna política.

Masaaki Shirakawa, un tecnócrata de 58 años sin vinculación política, fue nombrado hoy por el Gobierno gobernador del Banco de Japón (BOJ), horas después de que su designación fuese aprobada por la Cámara Baja y antes por el Senado, controlado por la oposición.

El dificultoso proceso de selección de la máxima autoridad monetaria en Japón ha puesto en entredicho el liderazgo del Gobierno de Yasuo Fukuda y evidenciado el poder de presión de una oposición dispuesta a forzar la convocatoria de elecciones anticipadas.

El opositor Partido Democrático (PD) provocó el vacío de poder al bloquear el nombramiento para el BOJ de dos candidatos que tuvieron en el pasado puestos ministeriales y hoy mismo rechazó a Hiroshi Watanabe, un ex viceministro experto en finanzas internacionales, para uno de los puestos de vicegobernador.

El timón del banco central nipón estaba vacante desde que el 19 de marzo expiró el mandato del anterior gobernador, Toshihiko Fukui, creando una situación bochornosa para el Gobierno de Japón en plena crisis financiera internacional.

Al menos el Ejecutivo ha sido capaz de asegurarse, como quería, que el nuevo responsable del banco central japonés estará este fin de semana en Washington para la reunión del G7, con motivo de la asamblea del FMI y el Banco Mundial.

Shirakawa ha sido quien se ha ocupado de forma interina de la dirección del BOJ desde entonces y hoy mismo presidió una reunión de su comité monetario que decidió, como esperaban los analistas, dejar inalterados los tipos de interés en el 0,50 por ciento.

En una comparecencia ante los medios, el nuevo gobernador del banco central dijo hoy que la incertidumbre sigue siendo alta para la economía mundial y admitió que se ha debilitado el ciclo económico en Japón.

Shinakawa, el más joven en medio siglo en tomar el timón del banco central japonés, apuntó además que la política económica, por sí sola, no puede resolver la confusión de los mercados pero que el BOJ vigilará de cerca los acontecimientos.

"La incertidumbre sobre la economía es especialmente alta en este momento, no es adecuado tener ideas preconcebidas sobre la futura dirección de la política monetaria", indicó.

En cuanto a la política interna japonesa, la aprobación de Masaaki Shinakawa como nuevo gobernador del banco central nipón no supone que se haya acabado la lucha política en Japón.

El PD rechazó hoy a Watanabe como vicegobernador alegando la práctica de "amakudari" (los antiguos funcionarios que al jubilarse copan puestos en áreas que fueron antes de su competencia), algo que el ministro portavoz japonés, Nobutaka Machimura, calificó como "una estupidez" incomprensible, según Kyodo.

"No puedo comprender cómo una persona como Watanabe, que sabe de finanzas internacionales, posee capacidad administrativa y tiene una gran personalidad, además de un conocimiento profundo de las cosas, no ha sido respaldado", indicó el portavoz oficial.

La beligerante oposición nipona ha probado que puede bloquear, y bloqueará, toda aquella iniciativa que no le guste en el Senado, que controla desde las elecciones de julio pasado, desde la ley que gravaba la gasolina al propio presupuesto nacional.

Su objetivo confeso es lograr que el Ejecutivo de Fukuda se vea obligado a convocar elecciones anticipadas este mismo año, ante su imposibilidad para gobernar.