Domingo, 14 de Octubre de 2007

Se clausura el Festival VivAmérica que ha mostrado que Madrid es Iberoamérica

EFE ·14/10/2007 - 21:03h

EFE - Decenas de bolivianos ondean banderas de su país, durante la gran marcha musical que recorrió las calles céntricas de Madrid el pasado viernes. EFE

Después de diez días continuados de música, literatura, cine y exposiciones, entre otras muchas actividades, hoy se clausura el primer Festival VivAmérica que ha mostrado que Madrid es Iberoamérica y viceversa.

A la espera de hacer un balance detallado del certamen, su directora, Laura Demaría, adelantó hoy, en una entrevista con Efe, que puede decirse ya con toda tranquilidad que "la primera edición de VivAmérica ha sido todo un éxito".

Y lo ha sido, sobre todo, "porque hemos conseguido que Madrid se reconozca como capital iberoamericana".

La capital española "se ha volcado" con este evento y la prueba está en la "impresionante" respuesta que ha tenido "La Marcha" que el viernes -coincidiendo con el día de la Fiesta Nacional española o Día de la Hispanidad-, congregó a una multitud de personas procedentes de toda Iberoamérica en pleno centro de Madrid.

En ese acto, que los organizadores consideran el más llamativo o destacado de todo el festival, se demostró que "la comunidad iberoamericana se sintió festejada, que Iberoamérica es España, y que Iberoamérica está en Madrid", dijo Demaría.

Fue una fiesta muy especial, seguida por medio millón de personas que recorrieron un tramo del madrileño Paseo de la Castellana, el principal eje de la ciudad, siguiendo las carrozas al son de la música de artistas de la categoría de Carlos Vives, Juan Formell, los Niños de Candeal, los cubanos Van Van y Sonido Urbano, así como de agrupaciones folclóricas de todos los países de Iberoamérica.

"Era curiosísimo ver el acompañamiento de las distintas carrozas. Estaba hasta la bandera, nunca mejor dicho", comentó la directora de VivAmérica y responsable de Patrimonio de la Casa de América, en alusión a las numerosas banderas españolas, y de otros muchos colores, que ese día ondearon en Madrid.

A juicio de Demaría, en esa celebración se reflejó muy claramente que "la gente quiere mezclarse, quiere compartir ese momento. Lo importante era estar ahí".

Aunque "La Marcha" fue la más multitudinaria de las actividades, la agenda del Festival ha incluido otros muchos y muy diversos actos, desde "conversatorios", lecturas, clases maestras, conferencias y foros de discusión, hasta conciertos, pases cinematográficos o muestras gastronómicas, como la que todavía invade la céntrica y popular Plaza Mayor de la capital.

Álvaro Mutis, Alfredo Bryce Echenique, Santiago Roncagliogo, Luis Sepúlveda, Arturo Ripstein o Patricio Guzmán, entre otros, fueron tan solo algunos de los protagonistas del certamen.

A falta de un balance final de participación, Demaría adelantó hoy que, en el caso de la muestra gastronómica, la media de asistencia este fin de semana ha sido de unas 60.000 personas.

Por lo que se refiere a las actividades organizadas en las distintas salas de Casa América, añadió, la sala Iberia de proyección de cine "ha estado completa todos los días" y en el resto "se podría hablar de una ocupación de un 65 por ciento de base".

En el orden del día de hoy se incluye cine y debates, como el que han protagonizado el actor argentino, Darío Grandinetti, y el director español, criado en Argentina, Beda Docampo, sobre la película "Quiéreme", y también los conciertos de la hispano haitiana Kati Dadá y la Orquesta Big 3 Palladium.

El colofón en esta última jornada del festival lo pondrá esta noche el músico, actor y compositor mexicano Armando Manzanero, con una actuación en el Palacio de Congresos.

A partir de mañana, la organización de VivAmérica valorará "cuáles han sido los aciertos y las mejoras que pueden hacerse" de cara las ediciones venideras de un certamen que, como dijo la embajadora colombiana en España, Noemí Sanín, ha nacido con la idea de convertirse en el Festival del Orgullo del Inmigrante iberoamericano.