Miércoles, 9 de Abril de 2008

Muere un manifestante por fuego policial y ascienden a ocho las víctimas mortales

EFE ·09/04/2008 - 11:35h

EFE - Varias personas caminan por la plaza de Darbur en Katmandú, Nepal. Alrededor de 128 organismos nacionales y 28 internacionales, entre los que se encuentran delegaciones del Parlamento alemán, la Unión Europea y la ONU, vigilarán las elecciones previstas para mañana. 10 de abril; un proceso por el que el país que ha sido durante doscientos cincuenta años una monarquía se transformará en una república.

Una persona murió hoy, en la víspera de las elecciones en Nepal, cuando la Policía abrió fuego contra una protesta por el asesinato de un candidato, con lo que ya son ocho las víctimas mortales registradas en incidentes violentos en las últimas horas.

La Policía intervino contra una manifestación en el distrito de Surkhet en memoria del candidato electoral Rishi Prasad Sharma, un miembro del Partido Comunista de Nepal (Unido Marxista-Leninista) que recibió un disparo anoche y falleció en el hospital.

Las autoridades de Surkhet, unos 400 kilómetros al oeste de Katmandú, decretaron el toque de queda, aunque este ya ha sido levantado, aseguró a Efe el portavoz de la Policía, Sushil Bar Singh Thapa.

Con el manifestante son ya ocho las personas muertas en las últimas horas, ya que anoche -aparte de Sharma- seis militantes maoístas murieron víctimas del fuego de la Policía, que intervino para proteger a un candidato al que se disponían a golpear.

En el período previo a las elecciones han muerto ya al menos 20 personas víctimas de la violencia, entre ellas dos candidatos.

Mañana, jueves, 17,6 millones de nepalíes están llamados a las urnas para elegir a sus representantes en una Asamblea Constituyente que deberá abolir la Monarquía (con 240 años de antigüedad) y preparar una nueva Constitución como parte del proceso de paz.