Miércoles, 9 de Abril de 2008

American Airlines cancela más de 500 vuelos para realizar inspecciones técnicas

Para cumplir con las normas federales de aviación debe realizar inspecciones adicionales en sus aeronaves del modelo MD-80

EFE ·09/04/2008 - 02:42h

EFE - American indicó que acomodará a los clientes afectados en otros vuelos de la compañía o de otras aerolíneas que ofrecen servicio en el mismo mercado.

La compañía estadounidense American Airlines (AA) canceló hoy al menos 500 vuelos para realizar inspecciones adicionales a los aviones del tipo MD-80 y garantizar que cumplen con las normas federales de aviación.

La compañía aérea explicó hoy en un comunicado que no podía precisar con exactitud el número total de cancelaciones de vuelos, "pero podían llegar hasta 500 hoy", y agregó que es probable que se produzcan más anulaciones el miércoles.

La aerolínea señaló que las inspecciones están relacionadas con el cumplimiento detallado de aspectos técnicos "y no con aspectos relacionados con la seguridad" de los vuelos.

American indicó que acomodará a los clientes afectados en otros vuelos de la compañía o de otras aerolíneas que ofrecen servicio en el mismo mercado y mantendrá informados a los pasajeros afectados por los cambios.

"Lamentamos y pedimos disculpas porque una vez más estamos causando inconvenientes a nuestros clientes, pero continuamos trabajando de buena fe hasta satisfacer todos los aspectos técnicos" de la reciente directiva de la Agencia Federal de Aviación (FAA), manifestó Gerard Arpey, presidente y consejero delegado de la firma.

American Airlines y otras aerolíneas estadounidenses ya se vieron obligadas a finales del mes pasado a cancelar centenares de vuelos para proceder a una inspección más exhaustiva de sus aviones, lo que generó caos en algunos aeropuertos.

Diez rigurosas directivas de seguridad 

Las revisiones técnicas se produjeron a raíz de la decisión de la FAA de examinar el cumplimiento de diez rigurosas directivas de seguridad por parte de todas la aerolíneas que operan en el país antes de que acabara ese mes.

El detonante para exigir un cumplimiento estricto de diversos aspectos técnicos fue el descubrimiento de fallos en las obligaciones de mantenimiento de la aerolínea Southwest entre 2006 y 2007, lo que llevó a la FAA a multar a la compañía con 10,2 millones de dólares, por mantener activos 46 aviones que requerían inspecciones de seguridad por daños en el fuselaje.

Desde que la FAA anunció la revisión de los registros de todas las empresas aéreas, éstas han intensificado las labores de inspección y en ocasiones ha provocado la cancelación de numerosos vuelos.