Martes, 8 de Abril de 2008

El Gobierno incentivará a las empresas que hagan público su compromiso en reducir emisiones de CO2

EFE ·08/04/2008 - 16:53h

EFE - El candidato del PSOE a la Presidencia del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, durante su discurso en el debate de investidura ante el Congreso de los Diputados.

El candidato socialista a la Presidencia del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se ha comprometido hoy a dar incentivos a las empresas que hagan público su compromiso de reducción de emisiones de CO2, como una de las medidas para hacer frente al cambio climático.

En su discurso de investidura en el Congreso, Zapatero ha considerado que España debe combatir en primera línea contra el cambio climático, un fenómeno que "constituye una amenaza cierta" para nuestra forma de vida y para los recursos naturales, pero también "una gran oportunidad" para poner en marcha una nueva fuente de recursos naturales a favor de un cambio de modelo de desarrollo.

Ha defendido una economía alejada del carbono que incorpore más fuentes alternativas y renovables, para lo cual "tenemos que actuar con decisión y vamos a hacerlo".

Zapatero se ha comprometido a apoyar la movilidad sostenible y a conceder ayudas para aplicar los requisitos establecidos para nuevos edificios por el Código Técnico de la Edificación y para un Plan de Rehabilitación Energética Integral de Edificios ya construidos.

Esas ayudas alcanzarán hasta 2012 a un total de 500.000 viviendas, edificios públicos y escuelas públicas en las ciudades de más de 50.000 habitantes.

El candidato socialista se ha comprometido a presentar "pronto" un proyecto de Ley sobre Eficiencia Energética y Energías renovables.

Ello, implicará un fomento de la eficiencia y un apoyo a la investigación y uso de tales energías y, además, se intensificará la investigación en captura y almacenamiento de CO2, ha dicho.

Para resolver los problemas de provisión de energía y para determinar la posición española sobre la energía nuclear, el nuevo Gobierno tendrá en cuenta el desarrollo de las nuevas tecnologías, la evolución del mercado de combustibles fósiles, la cooperación transfronteriza y la disponibilidad de recursos hidráulicos, junto con las decisiones que adopte la Unión Europea.