Martes, 8 de Abril de 2008

Zapatero pide una estrategia contra ETA compartida por "todos" los partidos

EFE ·08/04/2008 - 09:33h

EFE - El jefe del Ejecutivo en funciones, José Luis Rodríguez Zapatero, acompañado de su esposa, Sonsoles Espinosa, a su llegada hoy al Congreso de los Diputados para someterse a la sesión parlamentaria en la que espera ser investido de nuevo como presidente del Gobierno.

El candidato socialista a la Presidencia del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha dicho hoy que, una vez que ETA ha desaprovechado las "oportunidades" que la democracia le ha ofrecido "sin renunciar" a sus principios, ahora es precisa una estrategia antiterrorista compartida por "todos" los partidos.

"Insisto: Quiero que sea de todos los grupos", ha dicho Zapatero en su discurso durante el debate de investidura ante el pleno del Congreso, en el que ha agradecido el apoyo que las fuerzas parlamentarias prestaron al Gobierno en la anterior legislatura en esta materia.

El presidente del Ejecutivo en funciones ha afirmado también que, con su decisión de continuar con la violencia, los terroristas "hacen más negro aún su destino", y ha remarcado que ETA "sólo tiene un destino: poner fin a su barbarie criminal definitiva e incondicionalmente".

Zapatero ha constatado que tras treinta años de democracia "ETA está más débil que nunca" por mucho que aún tenga "capacidad" de matar, como demostró -ha recordado- con el reciente asesinato del ex concejal socialista de Arrasate-Mondragón Isaías Carrasco.

El candidato socialista ha aprovechado su discurso para homenajear a las otras víctimas de ETA durante sus cuatro años de Gobierno -Diego Armando Estacio, Carlos Alonso Palate, Raúl Centeno y Fernando Trapero- y ha agradecido la "entrega y dedicación" de jueces, fiscales, policías y guardias civiles para combatir a la banda terrorista.

Rodríguez Zapatero ha alertado de que aunque ahora "estamos más cerca del final de ETA, no lo hemos logrado todavía", después de una legislatura en la que la banda ha "desaprovechado" las "oportunidades" que la democracia, "sin renunciar a ni uno solo de sus principios ni a una sola de sus reglas, les ha ofrecido".

"Han desafiado la buena fe de una sociedad democrática -ha puntualizado- firme en sus convicciones, y con coraje acreditado para defenderse de sus desafíos homicidas".

Por ello, y una vez que ETA ha dejado claro que continuará con su actividad terrorista, para Zapatero la banda terrorista sólo tiene un destino: "poner fin a su barbarie criminal definitiva e incondicionalmente".

En esta línea ha subrayado que en su "idea de España" caben todas las ideologías imaginables" y "todas las identidades" pero ha advertido: "lo que no cabe es el recurso a la coacción y al crimen para defender ninguna idea, ninguna identidad", palabras acogidas con aplausos por los diputados del PSOE.