Martes, 8 de Abril de 2008

Freno a los planes de retirada de Irak

El general Petraeus, jefe militar de EEUU en Irak, recomienda al Senado una pausa en el proceso de retirada paulatina de tropas que él mismo propuso en septiembre. Afirma que hay mejoras, pero "frágiles y reversibles". 

PÚBLICO.ES / EFE ·08/04/2008 - 16:23h

 

El jefe militar estadounidense en Irak, general David Petraeus, recomendó hoy que después de julio se haga una pausa de 45 días en el proceso de retirada paulatina de tropas que se inició el año pasado, "para evaluar la situación". En septiembre pasado, la Casa Blanca aceptó la recomendación del propio Petraeus de iniciar una retirada progresiva de las tropas, siempre y cuando la situación de seguridad lo permitiera.

El jefe de las operaciones en Irak explicó ante el Comité de Fuerzas Armadas del Senado los resultados de 15 meses de una escalada militar que llevó de 130.000 soldados en enero de 2007 a 168.000 del mismo año.

El general había recomendado la retirada gradual de hasta cinco brigadas, lo que habría permitido que en julio del 2008 hubiera en Irak aproximadamente la misma cifra de soldados estadounidenses que había antes de la escalada. Pero en febrero se suspendió la salida de tropas y hay actualmente unos 156.000 soldados de EEUU en el país asiático.

El discurso de Petraeus fue interrumpido momentáneamente por un individuo que se había colado en el Senado para gritar “Tráelos a casa” poco antes de que agentes de seguridad lo expulsaran del edificio.

Irak, tema de campaña

La situación de seguridad y el proceso de reconciliación política en Irak se han convertido en asuntos de debate durante la campaña para la elección presidencial en Estados Unidos, al igual que las propuestas de los candidatos para que se mantenga o se reduzca la presencia militar en Irak.

La pausa que hoy recomendó Petraeus, si se acepta, significará que cuando el Partido Republicano y el Partido Demócrata realicen sus convenciones nacionales en septiembre, habrá en Irak más soldados estadounidenses que los que había en enero de 2007.

En su intervención de hoy, Petraeus dijo que "la situación en Irak muestra progresos significativos pero desiguales". "Los progresos son reales, pero frágiles y reversibles", apuntó. El general sostuvo que la influencia de Irán sobre las milicias chiíes en Irak sigue siendo "la mayor amenaza a largo plazo para Irak.

Noticias Relacionadas