Lunes, 7 de Abril de 2008

Las protestas en París logran apagar la antorcha

ANDRÉS PÉREZ ·07/04/2008 - 22:06h

Las protestas adornaron ayer la Torre Eiffel.

Lo importante fue participar. Y a ello se dedicaron en bloque, cada uno a su manera, diputados, consejeros regionales, atletas, ediles locales, ciudadanos de a pie, inmigrantes chinos, refugiados tibetanos y militantes pro derechos humanos.

Y, participando, lo consiguieron: El recorrido de la antorcha olímpica china por la capital francesa fue ayer un auténtico viacrucis, en el que la antorcha tuvo que ser momentáneamente apagada en dos ocasiones.

El despliegue de unos 3.000 agentes, por decisión del Gobierno Sarkozy, hizo que París se pareciera ayer un poco a una dictadura china.

Bajo la batuta de los miembros del Comité Olímpico Chino encargados de custodiar la llama, policías y gendarmes franceses crearon una burbuja en forma de mini-estado policial que se desplazó por París con la antorcha en el centro.

Si alguien intentaba alzar una bandera tibetana en el interior de la burbuja, inmediatamente era desalojadopor la Policía. Pese a que, como dijo el diputado verde Noël Mamère, "hemos importado un estado policial, en lugar de exportar los derechos humanos", los activistas anti dictadura lograron encadenar una larga serie de incidentes que, desde la zona libre de París, perturbaron la burbuja policial franco-china en torno a la antorcha.

Y obligaron finalmente a los dirigentes chinos a dar la orden de cancelar todos los actos oficiales previstos con la celebérrima llama como protagonista.

Una enorme banderola en la torre Eiffel abofeteó a la tea desde los primeros minutos de su recorrido. Después, hacia mediodía, los militantes-con pancartas en las que se leía "Boicot a los productos chinos" o "Salvemos Tíbet"-lograron bloquear el desplazamiento de los atletas portadores del relevo, obligando a los responsables chinos a ponerse cada vez más nerviosos.

Decenas de detenidos

Éstos terminaron por preferir esconder la antorcha constantemente en el autobús de seguridad. En una de las acciones de los militantes, los responsables olímpicos chinos ordenaron "apagar técnicamente" la antorcha, aunque no la llama testigo en sí, que siempre acompaña a la tea.

Un gesto de proporciones históricas, sin precedentes en más de cien años de movimiento olímpico contemporáneo.

Varias decenas de personas fueron detenidas por sus intentos de alterar la circulación de la tea. Una de los detenidas era una vicepresidenta del Ejecutivo de la región de París, Mireille Ferry. Se le acusa de llevar consigo un extintor listo para intentar apagar la antorcha.

Hillary Clinton pide el boicot a la organización 

La aspirante demócrata a la candidatura presidencial de EEUU Hillary Clinton pidió ayer a George W. Bush que no asista a la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Pekín "a menos que el Gobierno chino acometa grandes cambios".

Clinton citó como razones los violentos disturbios en Tíbet y la falta de presión de China sobre Sudán, donde tiene inversiones en petróleo, "para poner fin al genocidio de Darfur".

Por otro lado, el Parlamento Europeo debatirá hoy una resolución que pide a los países miembros que contemplen la opción de boicotear la inauguración de los Juegos si China no entabla conversaciones con el Dalai Lama sobre la violencia en Tíbet.