Lunes, 7 de Abril de 2008

Los Periodistas arrestados en Zimbabue por trabajar sin acreditación, en libertad bajo fianza

EFE ·07/04/2008 - 14:22h

EFE - Tres niños se sientan sobre un muro con carteles electorales del presidente Robert Mugabe, el pasado 2 de abril en Harare, Zimbabue.

Dos periodistas occidentales arrestados en Zimbabue por trabajar sin acreditación en la información de las elecciones generales del pasado 29 de marzo en el país fueron puestos hoy en libertad bajo fianza, dijo su abogado defensor.

Barry Bearak, estadounidense de 58 años y corresponsal del periódico "The New York Times", y Steven Bevan, británico de 45 años, y que trabajaba como "freelance", fueron arrestados el pasado jueves en un pequeño hotel de Harare por efectivos de la policía zimbabuense fuertemente armados.

"Han sido puestos en libertad bajo fianza de 300 millones de dólares zimbabuenses" -equivalentes a 10.000 dólares estadounidenses al cambio oficial- dijo a los periodistas a la salida del tribunal el abogado Harrison Nkomo.

El defensor de Bearak y Bevan añadió que los dos periodistas deberán presentarse nuevamente ante el juez, el próximo jueves y han recibido órdenes de no abandonar Harare.

Bearak se encuentra alojado en la embajada estadounidense en esta capital, mientras que Bevan ha sido ingresado en una clínica local para ser atendido de una lesión en la espalda causada por una caída en la cárcel, agregó el abogado.

Centenares de periodistas extranjeros solicitaron acreditación oficial para cubrir las elecciones generales en Zimbabue, pero la autoridades de Harare rechazaron la entrada al país de la mayoría de ellos.

Algunos, sin embargo, viajaron a Zimbabue con visados de turistas y están informando desde el país sin conocimiento de las autoridades.

Antes de las elecciones, el Gobierno anunció que los periodistas que entrarán en el país sin la correspondiente acreditación serían arrestados y deportados.

El Movimiento para el Cambio Democrático (MDC, en inglés) derrotó en las elecciones parlamentarias a la gubernamental Unión Nacional Africana de Zimbabue-Frente Patriótico (ZANU-PF), pero el resultado de las presidenciales, celebradas al mismo tiempo, aun no ha sido anunciado.

El MDC afirma que su líder, Morgan Tsvangirai, se impuso al presidente zimbabuense, Robert Mugabe, con un 50,3 por ciento de los votos, suficientes, según la ley electoral de Zimbabue, para no tener que concurrir a una segunda vuelta, pero la ZANU-PF asevera que ninguno de los dos candidatos obtuvo una mayoría directa y debe celebrarse una segunda ronda de votación.

El partido en el gobierno demanda asimismo que se haga un recuento de los votos, pese a que transcurridos ocho días desde la celebración de las presidenciales la Comisión Electoral de Zimbabue aun no ha proporcionado ningún resultado de las mismas.