Domingo, 14 de Octubre de 2007

Molina dice que quizás el Ministerio no hubiera organizado igual la presencia de la cultura catalana en Fráncfort

EFE ·14/10/2007 - 13:17h

EFE - En la imagen, el ministro de Cultura, César Antonio Molina (d), ojea un libro en presencia del director del Instituto Ramón Llull, Josep Bargalló (c), durante la visita que realizó al stand de esta institución en la Ferlia del Libro de Fráncfort. EFE

El ministro de Cultura, César Antonio Molina, admitió hoy que, de haber organizado el Ministerio la presencia de la cultura catalana en la Feria del Libro de Fráncfort, quizás no lo hubiera hecho igual que la organización realizada por el Instituto Ramón Llull y la Consejería de Cultura de la Generalitat.

Molina, en declaraciones a la Cadena Ser, se mostró sin embargo "respetuoso" con la organización realizada por el Ramón Llull y la Consejería de Cultura, ya que -dijo- "cada uno tiene su manera de organizar las cosas".

No obstante, el ministro opinó que los escritores catalanes en castellano "no han estado ausentes" de la Feria de Fráncfort, sino sólo del pabellón catalán, precisó que éstos estaban presentes en las más de doscientas editoriales presentes en esta cita y en el pabellón español, y se mostró satisfecho con esta Feria al estimar que este año "ha ido mejor que nunca" para los editores españoles.

En relación con la devolución de los papeles de la Guerra Civil a Cataluña, Molina recordó que "llevamos setenta años con esta historia y ahora sólo quedan unos meses" para que acabe la legislatura.

"No sé quien agilizaba eso, pero han pasado tres años y yo apenas llevo tres meses en el cargo", insistió el ministro, quien recordó que pondrá en marcha definitivamente el Centro de la Memoria con un nuevo edificio en Salamanca.

El ministro recordó que él está obligado a cumplir la ley aprobada por el Congreso para devolver a Cataluña los papeles de carácter público y después los documentos privados, y señaló que ahora se está "en la fase final".

Preguntado por sus "desavenencias" con la antigua directora de la Biblioteca Nacional, Rosa Regás, tras el robo de dos mapamundis de sendos ejemplares de la edición incunable de 1482 de la obra de Ptolomeo "Cosmografía", el máximo responsable de Cultura indicó que cuando se tuvo conocimiento del robo "no se denunció y lo hizo el Ministerio".

"Yo le exijo a todo el mundo lo mismo que a mí mismo, que se cumpla con el deber, y si no se cumple hay que hacerlo cumplir", aseveró Molina, quien añadió que la anterior dirección de la Biblioteca "no le dio la importancia que tiene a estas cosas y, además, ya se ha visto lo que ha pasado, que empezamos por uno y estamos casi por diecinueve".