Lunes, 7 de Abril de 2008

Pekín dice que "nada detendrá" a la antorcha, que mantendrá el itinerario previsto

EFE ·07/04/2008 - 12:00h

EFE - Cientos de personas esperan en la estación de tren del norte de París, la llegada de la "antorcha olímpica tibetana", que fue recibida ayer en la capital francesa de forma paralela a la antorcha oficial de los Juegos Olímpicos de Pekín 2008.

El Comité Organizador de Pekín 2008 (BOCOG) subrayó hoy que "nada podrá detener" la marcha de la antorcha olímpica y añadió que su periplo por todo el mundo "se mantendrá" según lo previsto y "será un éxito".

Así lo aseguró la directora del departamento de Relaciones Públicas del Bocog, Wang Hui, en una rueda prensa para agradecer "el gran recibimiento y apoyo mostrado por todas las ciudades" en las que ha recalado la antorcha y "condenar" los intentos de sabotaje sufridos ayer en Londres por el fuego olímpico.

Su visita a la capital inglesa se saldó con un total de 30 detenidos, que trataron de boicotear el relevo con métodos tan expeditivos como extintores e intentos de arrebatar la antorcha a los portadores.

Wang atribuyó estos incidentes a "unos pocos separatistas pro-tibetanos", de los que destacó que "bajo ningún concepto fueron intentos pacíficos" y que fueron "rechazados" por los ciudadanos que salieron a las calles a presenciar el paso de la antorcha.

"No cambiaremos el itinerario debido a los incidentes", remarcó Wang, quien descartó la posibilidad de enviar "avanzadillas de seguridad" a las ciudades en las que vaya a recalar la antorcha para prevenir posibles incidentes cuando llegue el fuego olímpico.

La antorcha, que ahora está en París, viajará por 21 ciudades de cinco continentes así como por cada provincia china antes de regresar a Pekín para la ceremonia inaugural de los JJOO, que se celebrará el próximo 8 de agosto.

Wang evitó opinar ampliamente sobre las declaraciones realizadas esta mañana por el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Jacques Rogge, en las que expresó "la profunda preocupación" del organismo por el conflicto tibetano y la influencia que está teniendo en la preparación de los Juegos y el recorrido de la antorcha.

"La situación en Tíbet ha generado una ola de protestas de gobiernos, medios de comunicación y ONG que está afectando al relevo de la antorcha", señaló Rogge, quien solicitó una "rápida solución a la situación" en la región autónoma del noroeste de China.

"Los Juegos Olímpicos deben mantenerse al margen de cuestiones políticas y creo que Rogge está preocupado por esto", zanjó Wang.