Domingo, 14 de Octubre de 2007

Triunfo de Lorenzo en 250cc y Stoner deslumbra en MotoGP

El piloto español necesita sólo cinco puntos en el próximo Gran Premio para proclamarse campeón del mundo un año más

Reuters ·14/10/2007 - 11:03h

El español Jorge Lorenzo continuó su dominio en la categoría de 250cc, logrando su novena victoria de la temporada con cerca de 20 segundos por delante de su compatriota Álvaro Bautista, mientras el campeón del mundo Casey Stoner deslumbró a sus seguidores con una abrumadora victoria el domingo en el Gran Premio de Australia.

Andrea Dovizioso fue tercero pero Lorenzo extendió su liderazgo por delante del italiano en la cima del campeonato del mundo a 45 puntos y necesita sólo seis más de las últimas carreras para mantener su título.

En MotoGp, el australiano de 21 años empezó tercero en la parrilla pero pasó a liderar la carrera en la primera vuelta y nunca perdió este liderazgo, haciéndose con su novena victoria de la temporada y pasando a ser el primer ganador australiano del Gran Premio de este país desde Mick Doohan en 1998.

Stoner cruzó la línea de meta en 41 minutos y 12,244 segundos, más de seis segundos por delante de su compañero de equipo en Ducati Loris Capirossi y Valentino Rossi, de Yamaha, tercero.

"Para mí es como un sueño, realmente. La carrera funcionó perfectamente. Tuvimos una gran salida y sólo tenía que hacerme con ello", dijo Stoner en una entrevista televisada.

Stoner, que ya consiguió su primer título mundial el pasado mes en Japón, pasó a Dani Pedrosa y Rossi en la segunda curva de la carrera y se vio incolucrado en un tenso duelo con el americano Nicky Hayden en las primeras vueltas.

que acabó en cuarta posición - para hacese con la segunda posición.

El checo Lukas Pesek ganó una intrigante carrera de 125cc en la que los cinco primeros pilotos estuvieron separados sólo por un segundo.

Pesek marcó un tiempo de 38 minutos y 3,020 segundos con su Derbi, quedando segundo y tercero los españoles Joan Olive y Héctor Faubel.

El líder del campeonato del mundo, el húngaro Gabor Talmacsi, terminó octavo, permitiendo a Faubel acercársele a sólo un punto.