Lunes, 7 de Abril de 2008

Camps recalca el apoyo unánime de los dirigentes del PP a Rajoy

EFE ·07/04/2008 - 13:21h

EFE - La portavoz del grupo popular, Soraya Sáenz de Santamaría, durante una rueda de prensa el pasado viernes.

El presidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps, recalcó hoy que el presidente de su partido, Mariano Rajoy, ha recibido en las últimas semanas la aclamación de todos sus dirigentes para continuar al frente del PP y con vistas a encabezar la candidatura para las próximas elecciones generales.

El Partido Popular "ha ratificado con aclamación pública y en pie de todos sus dirigentes que Rajoy continúa al frente" del partido "y con vistas de ser el próximo candidato a la presidencia del Gobierno", afirmó Camps a la prensa en París, tras participar en un acto con el presidente francés, Nicolas Sarkozy.

Recordó que hace tres semanas "todos los miembros del consejo nacional (del PP) nos pusimos en pie y nos pusimos a aplaudir, creo que en una manifestación de aclamación de la candidatura de Rajoy a la presidencia del partido".

Esa misma aclamación, añadió, se repitió ayer en la junta directiva nacional del PP.

"Sólo veo palabras de ánimo, de apoyo hacia el proyecto del PP liderado por Mariano Rajoy", señaló al comentar las informaciones sobre eventuales disensiones internas de cara el congreso de la formación.

Camps indicó que en la actual coyuntura España "necesita un gran partido, el PP, bien liderado (...) fuerte, con ganas", sobre todo ante el nuevo Gobierno del socialista José Luis Rodríguez Zapatero.

Preguntado sobre si en el congreso se analizarán las causas de la derrota en los comicios legislativos del mes pasado, el dirigente conservador respondió que "el Congreso va a plantear el discurso de futuro para España, que es muy importante".

A ese respecto, avanzó que España "necesita un partido político que hable a toda la nación" ya que el Partido Socialista "ha renunciado".

"Por eso, el PP le va a hablar del futuro a los españoles (...) le va a hablar al corazón de los españoles", argumentó.

El presidente valenciano cargó contra el balance del Gobierno de Rodríguez Zapatero en la anterior legislatura y se refirió en particular a la gestión del agua, en un momento en que "media España está sufriendo sequía" y en algunas zonas como en Barcelona hay problemas de aprovisionamiento de agua.

"Eso es culpa directa, única responsabilidad personal de Rodríguez Zapatero, que no asumió una tarea que ya estaba en marcha, que era el Plan Hidrológico Nacional", explicó.

"Este ejemplo creo que es la evidencia del mal gobierno de Rodríguez Zapatero durante cuatro años", dijo y añadió que no ha "escuchado ninguna alternativa medianamente seria, responsable, para los próximos cuatro años".