Domingo, 6 de Abril de 2008

McCain evita beneficiarse del alistamiento de su hijo

El benjamín del candidato republicano ha servido militarmente en Irak

PÚBLICO ·06/04/2008 - 21:11h

La apuesta del candidato republicano estadounidense John McCain por mantener las tropas en Irak e, incluso, aumentar su número, tiene consecuencias también personales. Su hijo menor, Jimmy McCain, es uno de los soldados enviados a combatir en una guerra en la que ya han muerto más de 4.000 soldados de EEUU. Pero el senador republicano ha optado por mantener a su hijo lejos del foco de las cámaras, según informó ayer The New York Times.

A diferencia de Chelsea Clinton, que esta semana ha visitado cuatro ciudades de Indiana para ganar votos para la candidatura demócrata de su madre, Hillary Clinton, Jimmy McCain asistió casi siempre de incógnito a los mítines de su padre.

El candidato republicano usó pocas veces la carrera militar de Jimmy para convencer a los votantes y, casi siempre, lo hizo de un modo privado. Como en New Hamphsire, cuando Erin Flanagan, hermana de uno de los soldados muertos en Irak le preguntó qué haría para llevar a casa las tropas. John y Jimmy McCain la escucharon a solas, conscientes que en pocos días el menor de los McCain se enfrentaría a los mismos peligros.

El debate sobre la guerra de Irak -si puede ganarse, qué ocurrirá si EEUU retira tropas, cómo mejorar la seguridad- será posiblemente uno de los temas centrales de la campaña electoral en las elecciones presidenciales. Los dos candidatos demócratas, partidarios de una progresiva retirada militar, han acusado a McCain de estar demasiado dispuesto a arriesgar vidas.

La actitud del senador republicano es inseparable de los ideales castrenses de su familia. Hijo y nieto de militares estadounidenses, John McCain participó en la guerra de Vietnam y pasó seis años en un campo de prisioneros.

Con el pacto de silencio sobre el alistamiento de Jimmy, el candidato republicano ha evitado obtener un beneficio político pero también intenta protegerle si vuelve a combatir en Irak. Aún así, varios expertos creen que no podrá rehuir que la carrera militar de su hijo sea examinada con lupa cuando se acerquen las elecciones, como dijo el ex senador demócrata Bob Kerrey: "Está entre las cosas más importantes que la gente quiere saber para decidir si confían en él o no".