Domingo, 6 de Abril de 2008

El Ciudad Real cumple ante el Hamburgo y el Barça se hunde en Kiel

Los manchegos cuentan con una ventaja de siete goles para la vuelta de semifinales de Champions y los azulgrana tendrán que remontar en casa

AGENCIAS ·06/04/2008 - 19:49h

EFE - Iker Romero (i) y Laszlo Nagy (c) del FC Barcelona intentan impedir el disparo de Marcus Ahlm (d) del THW Kiel.

El Balonmano Ciudad Real dio cuenta del Hamburgo en la ida de las semifinales de la Liga de Campeones, al que derrotó 34-27, mientras que el FC Barcelona complicó su presencia en la final tras caer derrotado en Kiel por diez puntos (41-31) y tendrá que buscar la remontada en el Palau Blaugrana.

En el abarrotado Quijote Arena, con casi 6.000 personas, el Ciudad Real consiguió una importante diferencia (34-27) de siete goles para afrontar la vuelta en Hamburgo y, como dice el eslogan lanzado por el conjunto manchego, "seguir soñando" con esta Liga de Campeones.

Y es que el Ciudad Real dominó el encuentro de principio a fin, aunque durante buena parte de la primera mitad no mostró el juego fluido de otras ocasiones. Un inspirado Steffanson mantuvo al Ciudad Real en el margen de los dos puntos de ventaja, que hizo buenos en la recta final de los 30 minutos iniciales, que concluyeron 18-14 -máxima diferencia hasta ese momento-.

El Hamburgo recortó distancias tras el descanso, colocándose 20-17, hasta que la exclusión de Pascal Hens para los alemanes fuera aprovechada por el equipo español para irse a los cinco puntos de ventaja. Con 23-18 en el luminoso, un gol de Rutenka supuso una nueva máxima para el Ciudad Real, que vislumbraba de cerca su objetivo hacia el ecuador de la segunda parte.

A diez del final, Alberto Entrerríos situó el 29-22, defendido por un Sterbik soberbio bajo los palos. La afición manchega enloqueció con los ocho puntos de renta (32-24) a falta de seis minutos, aunque el Hamburgo, que en ningún momento dio síntomas de debilidad, vendió cara esta diferencia.

En un último minuto de infarto, con 34-27 en el marcador, Entrerríos y Kallman pudieron ampliar la diferencia para el Ciudad Real, aunque este resultado se presenta como un buen margen para los de Talant Dujshebaev antes de visitar el "infierno" de Hamburgo.

El Barça se descalabra en Kiel

El FC Barcelona fue la otra cara de la moneda en la ida de estas semifinales, ya que el conjunto catalán sufrió lo indecible en Kiel ante de sucumbir con estrépito por 41-31, un resultado que complica sobremanera el pase a la final de la Liga de Campeones. La defensa blaugrana fue incapaz de frenar a los Nikola Karabatic, Kim Andersson o Marcus Ahlm superaban y, aunque cumplía en ataque,

el Kiel se fue muy rápido en el marcador. El nivel anotador del conjunto alemán lo llevó a una máxima diferencia de seis puntos (18-12, min.28) en la primera mitad, aunque ni los más pesimistas podían pensar que el resultado no mejoraría.

Al descanso se llegó con un claro 20-15 para el Kiel y el reposo no tuvo el efecto deseado por Manolo Cadenas, ya que los alemanes continuaron desarrollando su eficaz juego en ataque. A los diez minutos de la reanudación, el Barcelona no solo no podía reducir diferencias sino que veía como se escapa la eliminatoria con los ocho tantos de desventaja (30-22) que acumulaba.

El cuadro blaugrana, que eliminó al Kiel en las tres veces que ambos equipos se encontraron en Liga de Campeones, complicó aún más su pase con el 35-25 al que se llegó a la recta final del choque, que a la postre fue la diferencia definitiva. Y pudo ser peor, porque el Kiel llegó a situarse doce goles arriba (40-28, min.36), antes del 41-31 definitivo.