Sábado, 5 de Abril de 2008

La cruzada de E-cristians

La entidad recomienda a los antiabortistas ir a rezar delante de las clínicas

L. D. P./ P. R. ·05/04/2008 - 20:09h

MF - Manifestación a favor del aborto, en Barcelona.

La maquinaria de la entidad católica E-cristians va a todo gas. En uno de los documentos colgados en la web, la entidad presidida por Josep Miró i Ardèvol, ofrece una serie de medidas "eficaces para luchar por la vida y erradicar el aborto".

E-cristians pide que los abortos sólo se practiquen dentro de la Sanidad Pública, y que para practicar una intervención, bajo el supuesto psiquiátrico, sea necesario el dictamen de dos psiquiatras externos al centro hospitalario. Pero sus consejos no acaban aquí.

De hecho, las instrucciones del documento son muy detalladas. Por ejemplo, la entidad recomienda que en caso de que el aborto se practique en la sanidad privada, la mujer no pueda pagar en metálico, "sino mediante tarjeta de crédito o talón bancario nominativo".

En cuanto a los restos humanos, el grupo de Miró defiende que no sean tratados como residuos biosanitarios y si la clínica así lo hace, las autoridades "establecerán el cierre cautelar de la clínica".

Rezos ideológicos

Al final del documento de E-cristians se considera muy recomendable "la presencia pacífica (...) de grupos de oración delante de las clínicas, sin dificultar la entrada pero sí suficientemente próximo para ser vistos". La semana pasada, Miró afirmó que E-cristians denunciaría al médico y director de Tutor Médica, Santiago Barambio, por sus afirmaciones sobre el aborto en España, en una conferencia celebrada en Roma, en el año 2006.

En la ponencia Barambio afirmaba que la legislación española permite interpretar que un embarazo no deseado es perjudicial y pone en riesgo la salud psíquica de la mujer. "El Sr. Josep Miró ya no habla de Morín, ya ha acabado con él, ahora tiene otra pieza de caza en su mira telescópica, "al cerebro" de todo: a mí", afirma Barambio, miembro destacado de ACAI (Asociación de clínicas acreditadas para la interrupción del embarazo).

Desde los grupos abortistas siempre se ha mantenido que E-cristians, junto a otras entidades católicas, tiene una campaña orquestada para acabar con "todas las clínicas" que practican abortos. De hecho, uno de los abogados del caso Morín, Santiago Parra, afirma que las denuncias interpuestas por gente no afectada directamente en el caso "son exactamente las mismas, aunque fueron hechas en ciudades y en fechas distintas". Para Parra "no hay duda de que es gente teledirigida por la extrema derecha".

En este sentido, desde La vida importa, afirman que la instrucción del sumario se debe a la investigación que ellos, junto a E-cristians, llevaron a cabo durante tres años. Y visto lo visto, Barambio ha invitado a cualquier periodista, "como representante de la opinión pública" a visitar una de sus clínicas. El médico, en tono irónico, también afirma que si E-cristians "consigue atraer a alguien de la judicatura" (...) en mí clínica habrá algo peor que trituradoras".

Denuncia a Isadora

Otra de las clínicas que se ha covertido en objetivo de estas organizaciones de ultraderecha ha sido el centro madrileño Isadora: una denuncia de la La Vida Importa por irregularidades en la gestión de residuos ha provocado la imputación de dos médicos y una psiquiatra del centro por supuestos abortos ilegales.

Así lo determinó el titular del Juzgado de Instrucción número 47, José Sierra, quien investiga el caso desde hace un año y no ha dudado en ordenar a la Guardia Civil que tome declaración a 25 mujeres que abortaron en Isadora, incluidas dos menores de edad, señalan fuentes del caso.

Y eso a pesar de que, según consta en el sumario, ninguno de los fetos analizados por el Instituto Anatómico Forense tiene más de 22 semanas. Para seguir sus investigaciones, el juez se acoge a un segundo dictamen que atribuye más de 22 semanas a algunos fetos basándose en las medidas del cráneo. Un parámetro menos fidedigno que la longitud del fémur,en el que se basa el resto de informes.