Sábado, 5 de Abril de 2008

La viuda de Gregorio Ordóñez muestra su "desprecio" hacia Ibarretxe

En un homenaje en el Parlamento Vasco a su marido, asesinado por ETA hace 13 años, Ana Iríbar ha afirmado que la placa inaugurada en su recuerdo "sólo tendrá sentido cuando el PNV rompa con quienes encubren y alientan los objetivos políticos de ETA del tiro en la nuca"

PÚBLICO.ES / AGENCIAS ·05/04/2008 - 14:05h

La viuda de Gregorio Ordóñez, este sábado en la sede del Parlamento Vasco, en Vitoria. EFE

La viuda de Gregorio Ordóñez, Ana Iribar, pidió hoy a la presidenta del Parlamento vasco, Izaskun Bilbao, que traslade al lehendakari, Juan José Ibarretxe, el "más profundo desprecio" que siente por él. La mujer del parlamentario del PP asesinado por ETA el 23 de enero de 1995 realizó estas declaraciones en un homenaje a Ordóñez, llevado a cabo a mediodía de hoy, en la Cámara vasca.

En el acto estuvieron presentes, entre otros, el consejero de Justicia, Empleo y Seguridad Social, Joseba Azkarraga; el presidente del EBB del PNV, Iñigo Urkullu; el grupo parlamentario del PP acompañado de los dirigentes, Jaime Mayor Oreja y Carlos Iturgaiz; y los socialistas José Antonio Pastor y Miguel Buen.

La viuda de Ordóñez aseguró que la placa descubierta hoy, con el lema 'Gregorio Ordóñez luchador por la libertad', "sólo tendrá sentido cuando el PNV rompa con quienes encubren, alientan y participan, bajo las siglas que sean, los objetivos políticos de ETA del tiro en la nuca" y subrayó que "no se trata de organizaciones políticas, sino de aparatos terroristas que no son pasado, que son presente".

En este sentido, pidió a la presidenta del Parlamento vasco que traslade al lehendakari el "más sincero desprecio por su desleatad, hipocresía y por la cobardía con la que actúa en contra de la memoria de Gregorio Ordóñez, y de los principios democráticos de miles de ciudadanos, en contra de las razones por las que Gregorio fue asesinado".

"Falta de compromiso"

Asimismo, muy emocionada, lamentó que tras trece años de la muerte del parlamentario no se haya realizado antes este homenaje, "lo que evidencia por parte del Gobierno vasco y del PNV la falta de sensibilidad, sinceridad, credibilidad y de un compromiso auténtico para estar del lado de las víctimas de ETA y de sus derechos".

"Esta placa sólo tendría sentido si detrás el PNV hubiera accedido a desalojar del Ayuntamiento de Mondragón a ANV", reprochó.

Además, consideró necesario que "el PNV, o cualquier otra fuerza política con responsabilidad de gobierno asuma como primer compromiso derrotar a ETA en todos sus frentes". "No es suficiente condenar un atentado, es necesario estar a la altura de las exigencias democráticas en cada momento", reprochó, porque, de otra forma, "esta placa es un simple pedazo de bronce sin valor alguno, símbolo de una herida abierta que no deja de sangrar".

La presidenta del Parlamento vasco, por su parte, recordó que tras trece años de la muerte de Ordóñez, "las ideas que quisieron eliminar con su muerte, no han desaparecido" y subrayó que "la inmensa mayoría de la sociedad condena a ETA y sus métodos y quiere libertad y paz". "Nada justifica crímenes como el que hoy lamentamos", apuntó.

Por último, reconoció el "valor y dignidad" de la familia de Ordóñez "y la que demuestran todos los que no sucumbieron al miedo aquel 23 de enero". Además, subrayó el "esfuerzo que la presidenta del PP de Euskadi, María San Gil, junto con compañeros y amigos que fueron testigos directos de aquel crimen, hacen cada día para seguir en la brecha".

"Quiero que sigan aquí defendiendo sus ideas, construyendo convivencia en paz con todos los que, de verdad, creemos que la vida de las personas está por encima de todo", concluyó.