Sábado, 13 de Octubre de 2007

Rajoy insiste: "Debemos estar muy orgullosos de ser españoles y tenemos derecho a decirlo"

PÚBLICO/EFE ·13/10/2007 - 17:17h

El líder del PP, Mariano Rajoy, ha dicho que "se ofenda quien se ofenda, se moleste quien se moleste y aunque pongan el grito en el cielo" su partido seguirá defendiendo España y la bandera, y ha agregado que los populares hablarán solo del futuro y con el pasado, ha matizado, "que se queden los antiguos".

Rajoy ha inaugurado hoy unas jornadas que Nuevas Generaciones celebra en Burgos, después de haber visitado la nueva sede provincial del PP y de dar un paseo por la Plaza de España, donde estuvo acompañado por el presidente de NNGG, Nacho Uriarte, y por la secretaria ejecutiva, Soraya Sáenz de Santamaría.

En su intervención, el presidente de los populares se ha referido a la campaña puesta en marcha por Nuevas Generaciones bajo el título "Somos España" y, en este sentido, ha dicho que está "orgulloso" de ser español y de la bandera española y ha garantizado que el Partido Popular nunca renunciará a sus principios y convicciones.

"Somos españoles, debemos estar muy orgullosos de ser españoles y tenemos derecho a decirlo", ha señalado el presidente del PP, antes de decirle a los jóvenes: "Nunca déis un paso atrás a la hora de defender aquello en lo que creéis".

"Tenemos derecho a decir que estamos orgullosos y contentos de ser españoles y derecho a decir que estamos de acuerdo con la Constitución, que nos gusta nuestra bandera nacional, la española, que nos gusta nuestra forma de Estado y que queremos una nación de ciudadanos libres e iguales", ha precisado.

Rajoy ha destacado que el PP hablará "bien de España" a pesar de que otros "hablarán mal y mirarán para otro lado". "No es aceptable que alguien se enfade o se haga el ofendido porque unos españoles manifiesten legítimamente y sin ir contra nadie nuestro orgullo de seguir siendo españoles. Yo no voy a renunciar a eso y el PP tampoco", ha insistido.

Tras acusar al Gobierno socialista de haber "desatendido" los asuntos que importan a los españoles, ha garantizado que el PP se ocupará de ellos, que dirá, "por si alguien lo pone en tela de juicio", que España es una nación de ciudadanos libres e iguales y que defenderá los símbolos que "otros atacan".

Rajoy ha manifestado que su partido "sólo habla del futuro" y "con el pasado -ha dicho- que se queden los antiguos y los que no tienen ni una sola idea que plantear a sus compatriotas".