Viernes, 4 de Abril de 2008

La hermana de Betancourt da "ínfimas opciones" a la misión humanitaria francesa

EFE ·04/04/2008 - 12:08h

EFE - El ministro francés de Asuntos Exteriores, Bernard Kouchner, señaló hoy que Francia está a la espera de una respuesta de las FARC para llevar a cabo su acción humanitaria en favor de Ingrid Betancourt.

Astrid Betancourt, la hermana de la franco-colombiana secuestrada por las FARC, Ingrid Betancourt, desde hace más de seis años, aseguró hoy que la misión humanitaria enviada a Colombia por el presidente francés, Nicolas Sarkozy, tiene "ínfimas opciones" de éxito, aunque agradeció que lo haya intentado.

"Hay una respuesta por parte de las FARC que es clara. No sé si hay posibilidades de salvar la misión, pero creo que tiene ínfimas opciones. Pero no hay que descartar nada", aseguró Astrid Betancourt en referencia a las declaraciones del "canciller" de la guerrilla Rodrigo Granda, quien descartó liberaciones unilaterales.

Un avión medicalizado de Francia llegó ayer a Bogotá para tratar de entrar en contacto con las FARC y obtener acceso y dar asistencia médica a Ingrid Betancourt, cuyo estado de salud es grave, según diversas informaciones.

La hermana de la rehén agradeció a Francia el esfuerzo que está haciendo para la liberación de Ingrid, aunque apostó más por el camino de la negociación que por el de las medidas unilaterales.

"El éxito de esta misión humanitaria dependía de un milagro, porque no se hizo en concertación con las FARC ni por los cauces habituales, que pasaban por haber avisado al presidente de Venezuela, Hugo Chávez", aseguró Astrid.

Comparó la misión a la enviada en 2003 por Francia a territorio brasileño en un momento en el que también se especulaba con la extrema gravedad de la salud de Ingrid.

"Entonces también se dijo que estaba al borde de la muerte y Francia también reaccionó. Tenía que intentarlo, no podía arriesgarse a dejar pasar una oportunidad", afirmó.

La hermana de la rehén dio poco crédito a los "rumores" sobre la extrema gravedad del estado de salud de Ingrid, al tiempo que negó que haya iniciado una huelga de hambre.

"Sabemos que Ingrid no está bien, porque la vimos muy delgada en los últimos vídeos, porque ella decía que tenía problemas para comer en la carta que envió a mi madre y porque nos lo ha contado Luis Eladio Pérez, que compartió cautiverio con ella", aseguró.

Para Astrid, en el estado de debilidad de su hermana, una huelga de hambre sería "suicida".

Acusó al Gobierno colombiano de "manipular" estos rumores para "justificar el envío de más tropas a la zona en la que se encuentran los rehenes".

La hermana de Betancourt hizo un llamamiento a las FARC y al presidente colombiano, Álvaro Uribe, para que retomen "el camino de la negociación" con la mediación de Chávez, "que es quien tiene las claves y los contactos para abrir el diálogo".

"Ninguno de los dos puede permitirse que mi hermana muera. Sería una vergüenza para Uribe y el principio del fin para las FARC", aseguró.