Sábado, 13 de Octubre de 2007

Tras un mes de juicio, nadie sabe dónde está el dinero de Gescartera

EFE ·13/10/2007 - 16:37h

EFE - El financiero Antonio Camacho (en primer término), principal imputado por el caso Gescartera, con más de 4.000 afectados, durante su declaración en la Audiencia Nacional. EFE

Tras casi un mes de juicio y la comparecencia de catorce imputados y más de una veintena de testigos, nadie ha podido explicar en el juicio de Gescartera el paradero de buena parte de los 90 millones de euros que invirtieron los clientes de la agencia de valores.

Lo único claro, antes de que comience la quinta semana de este macrojuicio que se celebra en las instalaciones de la Audiencia Nacional, son los datos ofrecidos por los interventores CNMV, después de rastrear las cuentas y liquidaciones de valores de Gescartera.

En 2001, tan sólo aparecieron 2,43 millones de euros, un 2,7 por ciento de los 90 millones de euros aportados por inversores, con lo que el resto del dinero, incluido un agujero patrimonial estimado en 50 millones de euros, podría tener diferentes destinos, incluido el de la apropiación indebida por la que se acusa a los catorce imputados.

El "descuadre" de cuentas junto al destino de este dinero ha sido una de las armas más utilizadas por las defensas de los principales imputados.

El dueño de Gescartera, Antonio Camacho, para quien el fiscal pide once años de cárcel por apropiación indebida, sostiene que asumió "personalmente" las pérdidas por errores del departamento de gestión y, por ello, tanto él como su familia y sus sociedades perdieron más de 3.165 millones de pesetas (19,02 millones de euros).

No es de la misma opinión el número 2 de Gescartera, José María Ruiz de la Serna, para quien estos noventa millones de euros están en Estados Unidos (concretamente, en Belice, Georgia y Denver) y la Isla de Jersey (Reino Unido), lo que descartaría la existencia de un "desfase patrimonial" que le achaca el fiscal y las acusaciones.

Un informe policial, al que tuvo acceso EFE, habla de varias sociedades relacionadas con el abogado barcelonés Salvador Bartolomé y constituidas en paraísos fiscales con los nombres "Grupo Praetor", "Selection UK LTC", "Stock Selection Ltd" y "Millridge Investments Ltd" y un trust en Jersey por 4.274 millones de pesetas (25,68 millones de euros)

Otros imputados hablan de varias cuentas del HSBC en Londres, desde las que Antonio Camacho presuntamente iba a "repatriar" el dinero de los clientes hacia una Sociedad de Inversión de Capital Variable (SICAV) en Luxemburgo, una excusa como otras utilizadas para tratar de engañar a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

De estos 38,6 millones de euros de los clientes, en el año 2000, no se conoce el paradero, porque la pista del dinero, igual que la de los cheques que firmó el apoderado Javier Sierra de la Flor, también imputado, por más de 1.328 millones de pesetas, se pierden presuntamente en el entramado de empresas que giraban alrededor de Gescartera.

La próxima semana de juicio será el turno de nuevos testigos de la CNMV, como el jefe de supervisión, David Vives, quien ya le atribuyó en 1998, a Gescartera Dinero un desfase patrimonial de 4.500 millones de pesetas (27,04 millones de euros).

Alguno de los imputados todavía tendrá tiempo, hasta el próximo mes de diciembre que concluye previsiblemente esta vista oral, para explicar el paradero del dinero de los clientes, aunque, por lo expuesto por la CNMV, de los 4.004 inversores registrados sólo aparecían en los listados de Gescartera 143 de renta variable y uno de renta fija.