Sábado, 13 de Octubre de 2007

¿Qué hacen EEUU y la UE por los derechos humanos en Rusia?

Tatiana Lokshina, dirigente del centro pro derechos humanos Demos, de Rusia, le ha hecho esta pregunta a Condoleezza Rice, de visita en Moscú, durante una reunión

PÚBLICO ·13/10/2007 - 13:38h

Condoleezza Rice, junta a Tatiana Lokshina, antes de la reunión que han mantenido ambas en Moscú. AFP

La secretaria de Estado estadounidense Condoleezza Rice se ha reunido hoy en Moscú con defensores rusos de los derechos humanos, quienes denunciaron la progresiva involución democrática, la censura y el autoritarismo en Rusia.

"Hemos hablado de la debilidad de las instituciones democráticas, del problema de la libertad de palabra y de la situación del sistema judicial", explicó tras la reunión la activista Tatiana Lokshina, dirigente del centro pro derechos humanos Demos.

Los activistas expusieron su visión "del estado de la sociedad civil, la ley sobre las organizaciones no gubernamentales y la nueva legislación contra el extremismo, que pueden emplearse como arma contra la oposición política", según la agencia Interfax.

"También hablamos de la explosiva situación en el Norte de Rusia, sobre todo en Ingushetia y Daguestán", repúblicas donde "los excesos de los servicios secretos en la lucha antiterrorista" con la persecución de los musulmanes solo propicia el engrose de las filas de los integristas islámicos, en opinión de los activistas.

Lokshina indicó que ha preguntado a Rice "¿Qué hace Washington en cooperación con la Unión Europea para defender los derechos humanos en Rusia?".

Y ella contestó:"Desde luego, hay cierta cooperación con la UE, pero Estados Unidos es el promotor más activo de los derechos humanos y la democracia".

Tras la reunión, esta misma semana, del presidente francés Nicolás Sarkozy con los activistas rusos, la prensa liberal criticó a los dirigentes occidentales por no denunciar en público la involución democrática en Rusia.

Liudmila Alexéyeva, ex dididente sociética y dirigente del Grupo Helsinki de Moscú -la más antigua organización defensora de los derechos y libertades en Rusia- dejó claro a Rice que el vector democrático se desarrollaba en la década de 1990, ahora ha cambiado: "En la actualidad, se está construyendo premeditadamente una sociedad autoritaria; se registra una ofensiva contra los derechos humanos; las elecciones se convierten en una farsa y se ejerce presión sobre las ONG", subrayó Alexéyeva.

Alexandr Brod, dirigente de la Oficina de Derechos Humanos de Moscú, añadió que los activistas en la reunión con Rice denunciaron sin reparo "el autoritarismo y la crisis con los derechos humanos" en Rusia.

Por su parte, el Defensor del Pueblo ruso, Vladímir Lukin, explicó a Rice que las autoridades de Rusia, al igual que las de los demás países surgidos de la extinta URSS, todavía sufren "un síndrome soviético, que se manifiesta en la exageración del papel del Estado y sus intereses, en detrimento de los derechos humanos".

Al mismo tiempo, Lukin indicó a Rice que "el diálogo sobre los derechos y libertades no debe llevarse a cabo e forma de juicio final".

En vez de dar a Rusia lecciones de democracia, "hay que llevar a cabo un diálogo amistoso, para que las partes superen sus complejos, aprendan a entenderse y reciban con tranquilidad las críticas", manifestó el Defensor del Pueblo ruso.

La Secretaria de Estado Condoleeza Rice y el Secretario de defensa Robert Gates además se entrevistarán hoy con el viceprimer ministro primero, Dmitri Medvédev, que junto al viceprimer ministro primero Serguéi Ivanov, con el que mantuvieron un encuentro ayer por la noche, figuran entre los probables candidatos a relevar en el Kremlin al presidente ruso, Vladímir Putin, en 2008.

Noticias Relacionadas