Jueves, 3 de Abril de 2008

"Querían atentar a pesar de los civiles para crear un gran impacto mundial"

Los ocho acusados de planear atentados contra aviones entre Reino Unido y EEUU niegan los cargos, mientras que la Fiscalía sostiene que buscaban provocar un gran "impacto mundial"

PÚBLICO.ES ·03/04/2008 - 19:39h


Los ocho musulmanes británicos acusados de conspirar en 2006 para derribar con explosivos líquidos aviones en vuelo entre el Reino Unido y EEUU iban a hacer un ataque coordinado de "impacto mundial", según ha indicado el fiscal, Peter Wright.

Éste, al exponer los hechos que se imputan a los acusados en el juicio abierto el miércoles en Woolwich, precisó que el objetivo de ese complot era "infligir grandes pérdidas entre una población civil víctima a su pesar y todo en nombre del islam".

Los ocho hombres están acusados de haber planeado en agosto de 2006 cometer atentados suicida en al menos siete aviones que cubrían el trayecto entre el aeropuerto londinense de Heathrow y aeropuertos en Canadá (Toronto y Montreal), y en Estados Unidos (Nueva York, Washington, Chicago y San Francisco".

"El método consistía en proceder a una serie de explosiones coordinadas y mortales. A estos hombres que están sentados en el banquillo, no les preocupaba la carnicería que sin duda iban a provocar si tenía éxito su proyecto", sostuvo Wright.

 

Niegan todos los cargos 

Los ocho acusados, que tienen entre 23 y 29 años de edad, son británicos, pero originarios del sur de Asia. Todos negaron los cargos que se les imputan: conspiración para cometer asesinatos y conspiración para cometer un acto que puede poner en peligro la seguridad del avión.

Esos fallidos atentados provocaron un caos en los cielos europeos y de Estados Unidos, con cientos de vuelos anulados con destino y partiendo de los aeropuertos londinenses, donde se adoptaron medidas de seguridad draconianas, la mayoría de las cuales sigue en pie, como la prohibición de acceder a las zonas de embarque con líquidos traídos de fuera.

Noticias Relacionadas