Jueves, 3 de Abril de 2008

Cuéntame algo pequeño

Hace seis años la fiebre del corto en Internet creció gracias al festival Notodofilmfest | Este año por primera vez una película de animación gana el Gran Premio del Jurado

SARA BRITO ·03/04/2008 - 18:25h

"Hacer, hacer, hacer", esa es la filosofía de Beñat Fontaneda, autor de El círculo de la violencia, ganador de la Mejor Película de Triple Destilación que premia cortos de un máximo de 30 segundos en el Notodofilmfest.

"Ver, ver, ver", esa es la de los que han entrado a la página web del festival en los últimos seis meses para acabar sumando más de un millón de descargas. Compulsivos y apasionados, hoy se puede hacer y ver cine sin intermediario alguno (o casi). Realizar un corto en una tarde y que, a las horas, lo estén viendo en Internet cientos de personas es uno de los hechos más incontestables -y emocionantes- del cambio audiovisual que anda en marcha.

Se acabaron los portazos en productoras, los cabezazos contra el pesado muro de la distribución. Al menos, no es la única opción. Como remata, Javier Fesser -creador del festival más importante de España de cine por Internet, el Notodofilmfest- "Cuando empecé a hacer cortos, todos se quejaban de la financiación, de la exhibición... Ahora nadie se queja, ahora se trabaja".Y se hace por un tubo, a destajo.

Así amasan los cortometrajistas que llenaron de buen rollismo el pomposo y decadente Florida Park de Madrid, donde se celebró la entrega de premios del Notodofilmfest Festival Jameson de Cine Destilado, mismo en el que dieron sus primeros pasos públicos Nacho Vigalondo o Daniel Sánchez Arévalo.

La sala se convirtió en el transunto físico de lo que ocurre en la comunidad virtual que se crea en torno a la web del festival donde se intercambian coñas, consejos, opiniones o se generan fenómenos que luego son vitoreados. El de este año fue La bolita, de Arturo Artal y Juan Carrascal. El talento que se cuece entre amigos, la creatividad de andar por casa, la que se lleva a cabo con una cámara digital y una lámpara del Ikea y poco más, ha encontrado, además de en 'youtubes' y blogs varios, una plataforma reconcentrada que, durante seis meses al año y desde hace seis ediciones, hace las veces de trampolín, de columpio o de simple incitador a la acción. Y siempre en corto, desde luego. El formato se mueve a sus anchas y sin complejos, sin tener que hacer reivindicaciones, sin aspirar a ser ningún campo de ensayo para un bien ulterior.

Muchos de los que se llevaron el martes alguno de los siete premios que otorgó el festival, no eran primerizos, al menos no en el Notodofilmfest y otros tantos prepararon más de un corto para el portal. Hasta 16 colgó este año Carlos Fierro, ganador de Animación por el fino humor negro de
su corto 'El títere'.

"El festival es un aliciente para hacer las cosas", dice. La mayoría son bestias del audiovisual que cogen una cámara y se van con unos cuantos amigos a rodar como salvajes por donde les cuadre. Eso lleva haciendo desde hace un año Kike Narcea, cuyo corto Tía, no te saltes el eje fue el bombazo del año pasado. Independientemente del festival, Narcea ha creado un serial policíaco que cuelga de la página gurisguiris.com y con el que recorre España bajo la más estricta autoproducción.

El asunto no es menor. Más de 1.000 cortos recibieron los de  Notodofilmfest este año desde 25 países. Se seleccionaron unos 500, de los que quedaron 75 finalistas. Fuera del festival, Guillermo Zapata, contador de historias audiovisuales, según se define, ha conseguido, sin apoyo ni campaña, que su corto Lo que quieras oír sea visto 66 millones de veces en Youtube.

Tal vez no todos tengan el ángel de Daniel Sánchez Arévalo, verdadero padrino espiritual de los notodofilmfestivaleros, pero el talento se mueve y eso ya es. ¿Crisis? ¿Qué crisis?

GRAN PREMIO DEL JURADO A LA MEJOR PELÍCULA


‘Cómo está el mundo, Fermín'
A Jorge Vallejo de Castro no le llegaba ayer la ropa al cuerpo. Sorprendido y con el corazón acelerado, este vallisoletano de 28 años, diseñador de páginas web en paro, dejó a muchos boquiabiertos al ser el seleccionado por el jurado para hacerse con el premio gordo (una beca en el New York Film Academy y 15.000 euros) con el corto más sencillo y directo. ¡Cómo está el mundo, Fermín'. Una película de técnica rudimentaria donde La Tierra, un tanto colocada, conversa con Venus para pedirle oxígeno. Es la primera vez que un corto de animación gana el festival de cine comprimido de la red. El jurado destacó la ironía y la sencillez con que se habla de un tema importante. El dijo: "Hice este corto gracias a que estaba en paro". Vallejo sabe que su fuerte son "las historias" y que su forma de contarlas es a través de la animación parca y sincera. Algunos lo llaman feísmo, premiar intencionadamente la escasez de medios, él prefiere decir que lo que tiene que hacer es mejorar. Al fin y al cabo, tras cuatro años intentándolo lo ha logrado, y a lo grande. Y ahora toca Nueva York.

GRAN PREMIO TRIPLE DESTILACIÓN


‘El círculo de violencia’
En 30 segundos, Ortzi Acosta (acróbata de Circo del Sol) y Beñat Fontaneda han contado que en la violencia, todo es empezar. Un corto extremedamente conceptual y efectivo, una lección de condensación, con el que estos vascos han culminado 3 años haciendo cortos frenéticamente.

PREMIO DEL PÚBLICO


‘Un amor’
Si ya el año pasado, Raúl Arévalo quedó nominado en el festival, este ha sido la confirmación de un descubrimiento: Al actor de ‘Siete mesas de billar francés le sienta tan bien, o mejor, estar detrás que delante de las cámaras. El corto apunta las extrañas paradojas de una historia de amor que se acaba.

PREMIO DEL JURADO A LA MEJOR PELÍCULA DE FICCIÓN


‘La bolita’
Lo de ‘La bolita' más que un corto es "un concepto", una saga, como dicen con gracia y propensión a la ficción sus directores Arturo Artal y Juan Carrascal-Ynigo. Si el año pasado el fenómeno fue también la Mejor Película de Ficción, ‘Tía, no te saltes el eje', de Kike Narcea, esta vez ha sucedido tres cuartos de lo mismo. La idea original de ‘La bolita' (un trilero fulero al que le desaparece misteriosamente la bolita con la que hace el cambiazo) llegó a derivar tanto que hay hasta 12 cortos colgados que explican de una u otra forma la desaparición del instrumento. Para darle más sal al asunto, los directores se marcan un cuento para desparramar la ficción del corto: "Arturo", dice Juan, "era trilero y le pasó algo similar". Además, el estupendo Tony Zenet se hizo, junto a dos niñas de 11 años del corto ‘Identidad', con la mejor interpretación. Mucho Guy Ritchie y mucho morro, que hace la experiencia Bolita el corto con más chispa de la edición de este año. Para ver más de los Bolitas, en trapperjohn.es.

MEJOR ANIMACIÓN


‘El títere’
35 años, seis ediciones de Notodofilmfest, 16 cortos presentó este año... Carlos Fierro se ha prodigado como pocos y ha demostrado con ‘El títere’ un humor finísimo, una belleza asombrosa en el dibujo, sencillo y amargo. Un fuera de serie al que seguirle la pista.

Una película de González Sinde


‘Abimbowé’
Álex Montoya se confundió y leyó mal el pie de acto que Ángeles González Sinde había dejado escrito en la web del festival para incitar al corto. Consiguió uno de los cortos más deliciosos con el que se llevó el segundo premio en la categoría ‘Una película de...’.