Jueves, 3 de Abril de 2008

Coves, elegida por unanimidad presidenta del primer Parlamento andaluz paritario

EFE ·03/04/2008 - 14:07h

EFE - El presidente andaluz en funciones, Manuel Chaves, junto a Fuensanta Coves, consejera en funciones de Medio Ambiente, en una imagen del pasado lunes.

La socialista Fuensanta Coves ha sido elegida hoy por unanimidad presidenta del Parlamento de Andalucía de la VIII Legislatura, el primero paritario de su historia y en el que, también por primera vez, sólo hay tres grupos, ya que los andalucistas no consiguieron escaños en los comicios del 9 de marzo.

Por segunda vez consecutiva, una mujer preside la Cámara andaluza, en la que 50 de los 109 diputados son mujeres -28 del PSOE y 22 del PP- y también medio centenar ocupan por primera vez un escaño.

Al igual que su antecesora, Mar Moreno, la nueva presidenta de la Cámara ha sido elegida por unanimidad gracias el acuerdo alcanzado anoche entre el PSOE, el PP e IU sobre la composición de la Mesa del Parlamento, en la que los socialistas (mayoría absoluta con 56 diputados) cuentan con otros tres representantes: el vicepresidente primero, Francisco Álvarez de la Chica; el secretario primero, José Luis Blanco, y la secretaria tercera, Marisa Bustinduy.

María José Pelayo (vicepresidenta segunda) y Patricia del Pozo (secretaria segunda), además de un vocal con voz pero sin voto que será designado en el primer pleno ordinario, son los representantes del PP (47 diputados), mientras que Ignacio García, de IU (6 escaños) ocupa la vicepresidencia tercera.

En su discurso tras ser elegida, Fuensanta Coves se ha comprometido a "buscar activamente el consenso" y ha planteado una sencilla "hoja de ruta" para facilitar el entendimiento, consistente en ponerse "en el lugar del otro" antes de tomar la palabra.

Coves, que se ha felicitado por poder presidir un pleno en el que casi la mitad de sus componentes son mujeres, ha subrayado su empeño por el consenso, convencida de que, aunque las discrepancias son "naturales", sería "exigible" que, donde las diferencias son insuperables, efectivamente se superen".

La nueva presidenta se ha planteado como reto "inaplazable" el desarrollo del nuevo Estatuto de Autonomía, una tarea en la que "debemos exigirnos, al igual que en su aprobación, el consenso", y ha anunciado que planteará un foro para la reflexión, que dé cabida a personalidades que ilustren la vida parlamentaria, de forma que sea un lugar de encuentro "de primer nivel, abierto y pluralista".

Después de hacer un elogio de la "moderación y el diálogo", se ha puesto a disposición de la Cámara para "catalizar acuerdos", de forma que, "más allá del arbitraje, esta Presidencia se caracterizará por buscar activamente el consenso", ha asegurado.

Tras llamar la atención sobre el "lleno" total que presentaba hoy la Cámara, la presidenta ha aprovechado para recordar que, en realidad, los "invitados" son los 109 diputados, mientras que es la ciudadanía, la soberanía popular, la que permanece en esta Cámara.

A partir de este momento se abrirá un plazo de quince días hábiles para que el nuevo presidente de la Cámara proponga un candidato (Manuel Chaves) a la Presidencia de la Junta de Andalucía, previa consulta de los portavoces designados por los grupos políticos con representación parlamentaria, y cuya investidura está prevista para los días 16 y 17 de abril.

Coves, diputada por Almería, sustituye en el cargo a la parlamentaria por Jaén Mar Moreno, quien ha asegurado que la nueva presidenta tiene "todas las cualidades para presidir con éxito la presidencia" y "una acreditada experiencia política y sensibilidad democrática, algo que hace falta para jugar este difícil papel arbitral".

La VIII Legislatura supone la vuelta a la actividad parlamentaria andaluza de dirigentes como Javier Arenas (PP), quien ha confiado en que el papel de Coves se caracterice por "diferenciarse y no mostrar favoritismo hacia el gobierno" y Diego Valderas (IU), que se ha mostrado convencido de que "velará por los derechos de los grupos y sabrá mantener la imparcialidad".