Jueves, 3 de Abril de 2008

La orgía le puede costar el puesto a Mosley

BMW, Toyota y Mercedes piden que cese como presidente de la FIA por su correrías sexuales con tintes nazis

PÚBLICO.ES/AGENCIAS ·03/04/2008 - 12:05h

El futuro de Mosley pende de un hilo por sus correrías. REUTERS

Max Mosley, presidente de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA), le crecen los enanos. Pocos días después de que se difundieran imágenes y un vídeo en el que se le podía ver en una orgía sadomasoquista con tintes nazis, los principales fabricantes de coches han pedido su dimisión.

Los primeros en abogar por la renunica de Mosley han sido  BMW y Mercedes. "El contenido de lo que se ha publicado es repudiable. Nos distanciamos explícitamente como empresa de ello", afirmaron ambas marcas en un comunicado. Desde su punto de vista, lo ocurrido afecta a Mosley "en lo personal y como presidente", por lo que "esperamos una reacción de los gremios relevantes de la FIA" ante lo que consideran una situación "insostenible" para el mundo del motor.

El príncipe heredero de Bahrein dice que su presencia no es deseada en el Gran Premio del domingo

Este jueves, el dúo ha pasado a ser trío tras unirse al frente el fabricante japonés de automóiles Toyota, que "desaprueba cualquier tipo de comportamiento que pueda dañar la imagen de la Fórmula Uno, y en particular cualquiera que pueda ser entendido como racista o antisemita".

"Los altos cargos del deporte o los negocios, incluido el deporte del motor, debe basarse en el buen comportamiento. Una vez conocidos todos los hechos, corresponde ahora a la FIA decidir si el señor Mosley ha cumplido con las obligaciones morales que su puesto de presidente le atribuyen", añade.

Aunque no sea pedir la dimisión el príncipe heredero de Bahrein ha expresado su rechazo al comportamiento de Mosley al comunicarle que su presencia no es deseada en el Gran Premio de F1 que se correrá el domingo.