Sábado, 13 de Octubre de 2007

O.J. Simpson recibe una mala noticia en su caso de robo

EFE ·13/10/2007 - 10:57h

EFE - Foto de archivo de la ex estrella del fútbol americano, O.J.Simpson. EFE

El ex jugador de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) O.J. Simpson no recibió la mejor noticia cuando el abogado de uno de los acusados con los que participo en un robo de artículos deportivos de colección dijo que su cliente piensa declararse culpable y testificará en su contra.

Simpson y otras cinco personas, entre ellas Charles Cashmore, presuntamente participaron en un robo dentro de una habitación de un hotel de Las Vegas, donde se enfrentaron armados a dos coleccionistas.

Cashmore testificará que dos de los otros sujetos que entraron a la habitación con Simpson estaban armados, indicó su abogado Edward Miley.

El letrado destacó que Cashmore se declarará culpable el próximo lunes de ser cómplice de un robo, un delito que podría conllevar una condena de cinco años en prisión.

Simpson y sus cómplices están acusados de atracar el pasado 13 de septiembre a mano armada a Bruce Fromong y Alfred Beardsley, vendedores de artículos deportivos de colección, que se encontraban en su habitación de un hotel de Las Vegas.

Durante el robo, Simpson y sus acompañantes se llevaron varios objetivos firmados por la ex estrella de la NFL y otros artículo deportivos de colección.

Simpson, que paso varios días en la cárcel hasta que fue puesto en libertad, alega que algunos de los artículos le pertenecían y que quería recuperarlos.

Cada acusado enfrenta 10 cargos en su contra, incluyendo los de secuestro, robo a mano armada, agresión con un arma, robo y conspiración. La condena máxima por secuestro es cadena perpetua.

Simpson fue una leyenda de la NFL en sus días como jugador, pero cayó en desgracia cuando fue acusado de asesinar a su esposa Nicole Brown Simpson y el amigo de ella Ronald Goldman en 1994.

El atleta fue exonerado de las acusaciones, pero luego fue hallado culpable de las muertes en un juicio civil y condenado a tener que pagar 33,5 millones de dólares a la familia de Goldman.