Miércoles, 2 de Abril de 2008

El cantante de Tokio Hotel quiere ser enterrado con una chaqueta de cuero y los pelos de punta

El cantante del grupo alemán dice querer ser enterrado con una chaqueta de cuero y los pelos de punta

EFE ·02/04/2008 - 14:18h

EFE - El cantante del grupo alemán Tokio Hotel, Bill Kaulitz, quiere que le entierren vestido de negro, con chaqueta de cuero y con sus característico cabello electrizado.

El cantante del grupo alemán Tokio Hotel, Bill Kaulitz, quiere que le entierren vestido de negro, con chaqueta de cuero y con su característico cabello electrizado, según publica la edición alemana de la revista Vanity Fair en su próximo número.

Kaulitz, de 19 años e ídolo de adolescentes de medio mundo, respondió a las preguntas de la publicación por correo electrónico, ya que está sometido a un post-operatorio de silencio absoluto, después de que el domingo le extirparan un quiste de las cuerdas vocales.

El joven, famoso por llevar los ojos perennemente maquillados, las uñas lacadas en negro y el pelo encrespado, relata que durante su estancia en el hospital, ha comenzado a fantasear con cómo sería su entierro y desvela su último deseo: "Que me peinen bien".

La exitosa banda alemana tuvo que cancelar parte de su gira europea y norteamericana debido a la operación de Kaulitz, que expresa su preocupación por cómo afectará ésta al resto de su carrera.

Rehabilitación de las cuerdas vocales 

"Aún tengo miedo por mi voz", apunta el cantante, que comenzará a mediados de la próxima semana el proceso de rehabilitación de sus cuerdas vocales.

"El médico encargado del caso confía en que la voz de Bill se recuperará muy bien tras la intervención", explica el productor del popular conjunto, David Jost.

Está previsto que el esperado regreso al escenario del cantante y líder del grupo se produzca el 1 de mayo, durante un concierto en Washington.

Según Jost, los cuatro componentes del grupo -Bill, su hermano gemelo Tom, Gustav Schäfer (20) y Georg Listing (18)- aparecerán el 28 de abril en un programa nocturno de la televisión estadounidense.

"Siempre y cuando Bill ya esté recuperado. Si no, cancelaremos también esa cita", apunta el productor.