Miércoles, 2 de Abril de 2008

La madre y los hijos intoxicados en Baiona permanecen hospitalizados y se recuperan

EFE ·02/04/2008 - 12:51h

EFE - Técnicos de los servicios médicos trasladan a un vecino tras una explosión por gas en una vivienda en Galicia.

Una mujer y sus tres hijos que resultaron intoxicados en Baiona (Pontevedra) por inhalación de monóxido de carbono mientras dormían, atribuida al mal funcionamiento del calentador de gas, permanecen ingresados, aunque ya recuperándose, en diferentes centros hospitalarios de Vigo, informaron a Efe fuentes hospitalarias.

El único que ha sido dado de alta ha sido es el padre, ya que, apenas inhaló gas al salir a media noche de la vivienda, en la calle Boavista, número 10, bajo, en el municipio pontevedrés de Baiona, precisaron fuentes del servicio de Emergencias de la Xunta.

La propia mujer identificada como M. P. D. F., de 37 años, fue la que llamó inicialmente a los servicios de Emergencia para pedir ayuda hacia las 02:30 horas, y fue atendida y trasladada al hospital Povisa en Vigo.

Posteriormente, hacia las 04:00 horas fue el padre, que había regresado al domicilio, el que volvió a pedir ayuda al constatar que sus hijos tenían los mismos síntomas.

Según fuentes médicas, el hecho de que el hombre hubiera salido esa noche explica que su nivel de intoxicación con monóxido de carbono fuera inferior, ya que el gas precedía del domicilio.

Los dos hijos mayores, J.N.O. y M.A.N.P., de 18 y 19 años de edad, respectivamente, fueron transportados también al hospital Povisa junto a su madre.

Fuentes de ese centro indicaron que los tres se encuentran estables y en observación, y apuntaron que podrían salir del centro durante la jornada.

En cambio, la hija, menor de edad, que también fue ingresada con síntomas parecido aunque en el hospital Xeral-Cíes también evoluciona favorablemente, precisaron fuentes médicas.

Según fuentes de la Policía Local de Baiona y los Bomberos de Vigo la familia afortunadamente fue consciente de los síntomas de esa inhalación de monóxido de carbono por una mala combustión del calentador de gas.