Viernes, 12 de Octubre de 2007

Richard Branson sale al rescate de Northern Rock

El fundador del grupo Virgin quiere agrupar al banco en su filial Virgin Money

Lourdes Gomez, corresponsal en Londres ·12/10/2007 - 21:21h

Richard Branson, fundador del grupo Virgin, lidera un consorcio internacional de inversores que apuesta por hacerse con el control de Northern Rock, el banco inglés que tuvo que ser rescatado de la quiebra por el Banco de Inglaterra y el Gobierno británico.

De prosperar la oferta del famoso empresario, la primera declarada abiertamente, la entidad seguirá cotizando en la bolsa de Londres con una nueva identidad, Virgin Money. Bajo esta marca, creada en 1995, se engloban los servicios financieros- tarjetas de crédito, seguros, depósitos y pensiones- del macro grupo británico.  Garantías para el empleo
Branson confirmó ayer su nuevo plan de expansión para un imperio que abarca desde vuelos a móviles y televisión por cable. Arrastra en la aventura a un consorcio de inversores estadounidenses y asiáticos, entre ellos, la aseguradora AIG y First Eastern Investment, con sede en Hong Kong. La oferta asegura una inyección de capital y "garantías" de mantener en sus puestos a la mayoría de los 6.000 empleados de Northern Rock. Al confirmarse el plan de rescate, las acciones del banco se remontaron un 6,5% para cerrar a 273.25 por título.


El Gobierno británico tuvo que intervenir, con prestamos estimados en 13.000 millones de libras (unos 18.000 millones de euros) para evitar la quiebra de Northern Bank. Al conocerse sus dificultades para atender las hipotecas, miles de clientes hicieron cola para retirar sus depósitos. Más tarde, surgió la notica de que el empresario español, José María Ruiz Mateos, podía comprar la entidad, punto que fue desmentido.  D