Viernes, 12 de Octubre de 2007

Brown ordena una limpieza a fondo en todos los hospitales

El Gobierno británico intenta restaurar la confianza en el Servicio Nacional de Salud (NHS, en sus siglas en inglés), que se resiente de un nuevo escándalo destapado sobre infecciones hospitalarias

Lourdes Gómez ·12/10/2007 - 20:22h

Gordon Brown visitó ayer el Instituto de Medicina Nuclear en Londres

El primer ministro Gordon Brown ha prometido inversión adicional para "limpiar a fondo" cada hospital inglés y concienciar a enfermeras y médicos de las normas básicas de higiene.

Una investigación oficial relacionó, esta semana, la falta de higiene y un ineficiente sistema de control de bacterias infecciosas como "causa principal" de la muerte de 90 pacientes en los tres hospitales del Maidstone & Turnbridge Wells Trust, en el sur de Inglaterra.

La Clostridium Difficile, bacteria que daña el intestino, contribuyó también en el fallecimiento de otras 345 personas ingresadas en los mismos centros entre 2004 y 2006.

La directora ejecutiva del Trust, Rose Gibb, dimitió antes de la publicación del informe y tras asegurarse una indemnización estimada en 250.000 libras (unos 360.000 euros).

Ayer, el ministro de Sanidad, Alan Johnson, desautorizó el pago de tal ‘recompensa' en vistas a la "escandalosa" gestión del consorcio público que, según identifica la investigación, "falló en su obligación de proteger los intereses de los pacientes".


Presión en el trabajo
El informe denuncia "serios fallos" en un equipo gestor más preocupado en alcanzar determinados resultados financieros y en cumplir con los objetivos gubernamentales para reducir las listas de espera que en velar por la seguridad de sus pacientes.

La presión en el trabajo llevó a las enfermeras a descuidar las tareas generales de limpieza y desinfección. Así, por ejemplo, pedían a los enfermos que hicieran sus necesidades en la cama.

Clostridium se ceba sobre todo en los mayores o en las personas con un debilitado sistema de inmune y causa diarrea, deshidratación e inflamación del intestino.

Las infecciones hospitalarias no son novedad en la red pública inglesa. Su tratamiento supone un gasto anual en torno a los 1.400 millones de euros, según estimaciones oficiales.

Las últimas estadísticas apuntan a un incremento del 2% en casos detectados de Clostridium en el primer trimestre de 2007 y a un total de 55.634 en los doce meses de 2006.

Mejores resultados está ofreciendo la campaña contra el MRSA, el llamado supervirus por su resistencia a la meticilina, con una reducción del 10% entre 2006 y 2007.

También está en pie una campaña sobre la necesidad de lavarse constantemente las manos, pero el nuevo empuje de desinfección pretende restaurar paredes, suelos, mobiliario y conductos de ventilación "lo más cerca posible a su condición original".

Un organismo regulador controlará, a partir del año próximo, la aplicación de los reformados sistemas de control higiénico.

"Infecciones hospitalarias como la MRSA socavan la confianza en el NHS. Daremos al nuevo regulador sanitario grandes poderes, secundados por multas, para inspeccionar, investigar e intervenir en aquellos hospitales que no alcancen el nivel adecuado de higiene", aseguró Johnson días atrás.

Con un incremento del 4% en términos reales, Sanidad es el ministerio más favorecido en el programa de gasto público para los próximos tres años avanzado por el Gobierno laborista la semana pasada.

La difícil tarea de reformar el sistema público sanitario

La mejora del sistema público de sanidad, el NHS, ha sido una de las prioridades del Gobierno laborista en los últimos años. Pero las enormes inversiones de los últimos años han dado menos resultados de lo que los británicos esperaban.
El ex primer ministro Tony Blair quería abrir la sanidad al sector privado. El Estado pagaría por servicios prestados fuera del NHS. Gordon Brown es menos proclive a privatizar partes del sistema.
Brown acaba de lanzar una iniciativa para mejorar la lucha contra el cáncer. Las mujeres tendrán los resultados de la radiografía para detectar el cáncer de mamá dentro de dos semanas en vez de las seis semanas actuales. Las radiografías rutinarias se ampliarán a todas las mujeres entre 47 y 73 años.
La iniciativa de limpiar los hospitales del NHS para erradicar los virus recibió críticas. Para algunos la causa del problema es la alta ocupancia de las camas y la privatización del servicio de limpieza.